El proyecto del Náutico se queda como el único válido para gestionar las instalaciones de Gandia

Zona de amarre de las embarcaciones en las instalaciones del Club Náutico de Gandia. / r. escrihuela
Zona de amarre de las embarcaciones en las instalaciones del Club Náutico de Gandia. / r. escrihuela

La Autoridad Portuaria de Valencia admite el recurso de la actual directiva y descarta a Alcara por presentar el aval fuera de plazo

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

El conflicto abierto hace más de un año sobre la futura concesión del Club Náutico de Gandia vivió ayer un nuevo capítulo y dio un giro de 360 grados. El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) decidió descartar el proyecto presentado por la empresa Alcara Infraestructuras SL tras aceptar el recurso de reposición de la actual directiva que denunciaba irregularidades en el proceso de concesión.

De ese modo, ahora la APV deja fuera el diseño de la mercantil, que había sido el que mayor puntuación había obtenido en el proceso, para dejar el proyecto de los actuales gestores como único válido para dirigir las instalaciones los próximo años. Esta situación supone un cambio radical sobre la postura tomada en mayo por la Autoridad Portuaria de Valencia, que en su día descartó los planes de la junta directiva para apostar por la empresa privada.

Esa decisión de la APV se realiza tras tomar en consideración el informe de la Abogacía del Estado por el recurso presentado por la junta directiva que preside Daniel Vidal. Según indica el acta de los acuerdos tratados en la reunión, «la APV ha estimado el recurso de reposición presentado por el Club Náutico por presentación fuera de plazo de la garantía provisional por parte de Alcara, reanudándose la tramitación del procedimiento de otorgamiento de concesión». Aunque esta decisión no significa que le vayan a otorgar la gestión a la entidad, ya que ahora, será la junta directiva quien deberá realizar todos los trámites para obtener la concesión definitiva y la Autoridad Portuaria deberá aceptar el proyecto. De todos modos, también está abierta la posibilidad de que Alcara pueda recurrir la decisión de la APV.

Satisfacción en el club

El presidente, Daniel Vidal, se mostró ayer «muy satisfecho» por la decisión y apuntó que tras esta resolución de la APV «estamos en la misma situación que Alcara hace unos meses». Para el máximo representante de la entidad náutica, la postura de la Autoridad Portuaria refuerza lo que hace unas semanas defendían desde el club: «Estábamos muy seguros de nuestro recurso y con esta decisión se hace justicia a lo que nosotros habíamos alegado».

Desde la primera resolución de la APV que dejó fuera a los actuales gestores, Vidal había alegado varias irregularidades en el proceso, que nunca hizo públicas por consejo de los abogados que llevaban el recurso. Ayer desvelaron que el aval económico presentado por Alcara se realizó fuera de plazo y señaló que «hemos conseguido nuestro objetivo y hemos ganado el recurso».

En estos momentos, y tras 60 años al frente del Club Náutico, la actual directiva dirige las instalaciones tras obtener una prórroga en el proceso de concesión que caducó en el mes de agosto y tiene permiso para ocupar el recinto hasta el mes de febrero. De momento, la APV no quiso ayer hablar de plazos para la adjudicación definitiva, ya que hasta el momento todos los trámites se han demorado mucho tiempo.

Dispuestos a luchar

Según ha podido saber LAS PROVINCIAS, Alcara está dispuesta a recurrir la decisión de la APV porque va a «luchar con todos los medios posibles» para revertir la decisión que les ha perjudicado.

Según fuentes de la mercantil, «el aval y el proyecto que han presentado desde el Club Náutico también presenta irregularidades», así que consideran que «no está todo perdido», porque por los mismos motivos que Alcara se ha quedado descartada, también podría quedarse al margen la entidad. Desde la empresa privada lamentaron que Gandia pueda perder un proyecto tan importante para la ciudad que supondría una inversión de casi 7 millones de euros y ayudaría a revitalizar la zona.

De momento, nada es decisivo y hasta que la Autoridad Portuaria no adjudique de manera definitiva la gestión de las instalaciones no se dará por cerrado un conflicto que lleva más de 12 meses de debate.

Fotos

Vídeos