«El próximo año habrá que extremar la seguridad»

El párroco de Ador, Palma de Gandia y Villalonga, Vicent Sarrió, lamentó ayer el robo de las piezas del Belén y dijo que el «próximo año habrá que extremar las medidas de seguridad para impedir que se repita este suceso». El cura confía en que las piezas que faltan, la Mare de Déu y el Rey Baltasar, aparezcan y todo quede en una anécdota: «No se puede jugar de esta forma con elementos a los que los vecinos de Ador les tienen tanto cariño».

Dijo que todo pinta que sea una «chiquillada», pero que este tipo de sucesos hay que investigarlos «hasta el final», ya que hay muchas personas de Ador que lo han pasado mal durante estas semanas al saber que habían desparecido las tallas.

Fotos

Vídeos