El primer debate de Gandia mira al pasado

Los miembros del pleno de Gandia votan antes de que arranque la sesión de debate. / àlex oltra
Los miembros del pleno de Gandia votan antes de que arranque la sesión de debate. / àlex oltra

Los partidos del ejecutivo sacan pecho sólo unos minutos y la alcaldesa revela 21 proyectos con los que hará frente a la recta final de la legislatura El gobierno y Cs cargan contra el PP durante el pleno organizado para analizar el estado de la ciudad

Ó. DE LA DUEÑA

gandia. Día histórico para Gandia. El salón de plenos del ayuntamiento albergó ayer el primer Debate sobre el estado de la ciudad. Este acto ha nacido con vocación de permanencia, ya que su celebración se ha estipulado dentro de la ordenanza de Transparencia que ha aprobado el ejecutivo local.

Pese a la novedad del acto y su importancia, buena parte del tiempo se dedicó a mirar al pasado, a la época de gobierno del Partido Popular. Los partidos del gobierno (PSPV y Més Gandia), junto a Ciudadanos intentaron acorralar al PP con alusiones constantes a la gestión de esta formación en la pasada legislatura.

La encargada de abrir el acto fue la alcaldesa, Diana Morant. La primera edil destacó el momento único que se estaba viviendo y dijo que el gobierno estaba ahí para hacer «una radiografía de la situación actual de la ciudad». Aseguró que en estos años de legislatura se ha ejecutado un «giro de 180 grados en la manera de hacer política» y se ha recuperado la «reputación» de Gandia, pese a que los inicios fueron duros: «La caja estaba vacía y los cajones llenos de facturas».

Los partidos del gobierno sacaron pecho de su gestión en sus primeros minutos, pero pronto pusieron la lupa sobre el PP. Casi todo su tiempo sirvió para recordar la gestión de los populares, a los que tildaron de «despilfarradores» y de haber ejercido el «macarrismo político», según José Manuel Prieto.

Lorena Milvaques dijo que el PP no enmendó la plana de sus antecesores y mantuvo las políticas de gasto de los socialistas, creando más deuda e instaurando la «etapa más negra» de Gandia. Para el gobierno actual la culpa de la subida de impuestos de 2015 fue del PP.

Gestión y reproches

Los partidos de izquierda defendieron sus políticas sociales, la llegada del ferry a Gandia y la gestión económica, como ejes de su acción en estos casi tres años. El edil de Ciudadanos, Ciro Palmer, arrancó también embistiendo contra los populares y después apuntó contra «la carga ideológica» del ejecutivo, para hacer un guiño a su electorado. Tachó a los dirigentes locales de «ineficaces».

El portavoz del PP, Víctor Soler, lamentó que la «ciudad esté mas sucia», criticó la falta de infraestructuras educativas y dijo que el bipartito «nacionalista» ha generado «peor calidad de vida». Reprochó el malestar existente por la ampliación de la zona azul y por la polémica de las escoletes. Tuvo que dedicar buena parte de su tiempo a responder a los ataques.

Tras la intervención de todos ellos, Morant retomó la palabra para cerrar el acto. La alcaldesa miró de reojo a los populares y pronunció una frase de la escritora francesa Anaïs Nim: «No vemos las cosas como son, Vemos las cosas como somos nosotros», dijo Morant en alusión a las críticas de Soler.

La primera edil relató que todos «los indicadores» muestran que Gandia está en la senda correcta. Hay 1.700 parados menos que en 2015, se han pagado 66 millones de euros de deuda comercial, se ha liquidado Iniciatives Públiques y en enero se ha pagado en 10 días, lejos del año de la legislatura del PP.

La socialista aprovechó el turno de cierre para anunciar cuáles serán los ejes que guiarán su gobierno en lo que resta de legislatura. Para ello, cifró hasta 21 proyectos, algunos ya conocidos, para ella iniciativas clave, que servirán para consolidar el «renacimiento económico» de la ciudad, como Morant lo nombró.

La socialista dijo que en los próximos meses se impulsarán actuaciones como el Centro de Salud de Roís de Corella, La casa dels escriptors, el parque arqueológico de Bayrén y la reapertura del Museo de Santa Clara. Habrá una nueva contrata de recogida de mascotas, donde sólo podrán presentarse colectivos animalistas; se desarrollará el bulevar de la Nazaret Oliva y habrá mejoras en las calles, así más de 20 iniciativas.

Fotos

Vídeos