Los presupuestos del Consell enfrentan a gobierno y PP

Los populares acusan a la alcaldesa de Gandia de no lograr inversiones, mientras que la primera edil califica a Soler de «político ridículo»

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

El borrador de los presupuestos de la Generalitat hecho público por el Consell volvió a enfrentar ayer nuevamente al PP de Gandia y al ejecutivo. El edil popular Víctor Soler recriminó a la alcaldesa que no defienda los intereses de la ciudad, y ésta le respondió señalando que no acepta lecciones de la oposición.

Lo cierto es que los números de la administración autonómica reflejan para 2018 una inversión de un millón de euros para la ciudad, una partida económica que se destinará íntegramente para derribar el antiguo hospital de Gandia. Los presupuestos contemplan para el futuro centro de salud un total de 4 millones, pero estos están repartidos entre los años, 2018, 2019 y 2020, así que «con los mejores deseos el nuevo centro de salud de Roís de Corella no estará finalizado hasta el 2021», apuntó Soler.

El grupo municipal popular calificó de «burla para los gandienses» la inversión prevista. El diputado popular recordó que no existe ninguna partida para Educación donde «hacen falta inversiones para la remodelación del IES Ausiàs March o la construcción del centro de Les Foies, que están en barracones». Aunque para las mejoras en los centros educativos, el gobierno municipal anunció hace unos días que va a acogerse al plan Edificant del Consell para inversiones en centros escolares. El Consell también se ha olvidado este año de inversiones para la autovía del Morquí, el plan de movilidad pública de la Safor o el Palacio de Justicia de Gandia, entre otros.

Soler recriminó a la primer edil no defender los intereses de la ciudad. «No se nota que la alcaldesa esté peleando por lo que nos corresponde. Los que han hecho los presupuestos, son del mismo partido que Morant. ¿A cuántas puertas ha llamado para conseguir inversiones?». «Tenemos una alcaldesa socialista, pero no una alcaldesa de Gandia. Diana Morant tiene que ser valiente y enfrentarse a su partido para reivindicar lo que necesita la ciudad», remarcó el concejal popular.

Tras estas acusaciones, la alcaldesa fue muy dura en su respuesta a la oposición: «Que el PP comparezca para quejarse de los presupuestos de la Generalitat es ridículo. Después de 20 años sin atender las necesidades de la ciudad, juegan a no tener memoria. El señor Soler es un político ridículo».

Morant recordó a los populares que los centros escolares de la ciudad entraran en el plan Edificant en el que ya están trabajando desde el área de Urbanismo. Del mismo modo, y tal y como anunció la edil Liduvina Gil, la alcaldesa ratificó ayer que desde el ejecutivo han solicitado al Consell que delegue al ayuntamiento las competencias del futuro centro de salud de Roís de Corella para avanzar en la construcción.

Fotos

Vídeos