Portal, Cambro, Passeig y La Via, premiadas por el uso del valenciano

La asociación vallera Acude planta el monumento en la plaza Mayor con la ayuda de Cruz Roja y Protección Civil

C. GIMENO TAVERNES.

El ambiente fallero ya se vive en el día a día de Tavernes de la Valldigna, aunque la plantà llegará mañana. Cuatro de las seis comisiones que hay en la ciudad, obtuvieron uno de los premios que otorga la Generalitat al uso del valenciano. Desde la Vall partió una nutrida comitiva para recoger estos galardones que demuestran el gran trabajo que realizan las comisiones a la hora de divulgar el valenciano en sus llibrets.

La entrega de los premios se celebró en el Palau Reina Sofia de Valencia. A las cuatro fallas premiadas les acompañaron el alcalde, Jordi Juan, y parte de su gobierno. La falla Portal obtuvo el noveno premio, la comisión del Cambro quedó en el puesto 24, el 38 fue para Passeig, mientras que La Via obtuvo el puesto 44.

Las fallas también han calado en Acude, la asociación de cuidadores de personas dependientes de Tavernes. Ayer se plantó una falla artesanal elaborada por los miembros de la entidad y los voluntarios. Con la ayuda de la asamblea local de Cruz Roja y Protección Civil se quemó este pequeño monumento ubicado en la plaza Major ante la presencia de las autoridades municipales y de numerosos vecinos.

Por otra parte, las fallas también han mostrado su vertiente más social. La Via ha lanzado una campaña de concienciación bajo el lema 'Tenir cura de Tavernes no té preu'. Los falleros intentan dar a conocer lo que cuesta el mobiliario urbano para así tratar de fomentar un buen uso del mismo y evitar el vandalismo.

Mediante una serie de carteles, la comisión da a conocer lo que les cuestan a los vecinos las papeleras, los bancos o los contenedores. Una papelera nueva cuesta unos 150 euros, un banco para sentarse unos 300 euros, una señal de tráfico 150 euros y una farola unos 700 euros. De esta forma pretenden demostrar que las fallas también sirven para educar.

Fotos

Vídeos