La Policía Local impone 137 actas por incumplimiento de la normativa de convivencia

Agentes de servicio. / À. oltra

LEYLA GALLEGO GANDIA.

La Policía Local de Gandia realizó el pasado fin de semana una serie de actuaciones relacionadas con el cumplimiento de la ordenanza de convivencia y que está desarrollando este verano en la playa. De este modo, los agentes impusieron un total 137 actas de las cuales 107 sanciones fueron por generar excesivo ruido en la calle o en viviendas particulares.

Los agentes, con el fin de hacer cumplir la ordenanza municipal de convivencia, tuvieron que acudir a 49 viviendas por el escándalo que se estaba generando dentro los apartamentos. Un total de 45 personas fueron multadas por gritar en la calle y los propietarios de 13 vehículos sancionados por tener el coche estacionado con la música a un volumen excesivo. Por otra parte, los agentes redactaron 19 denuncias por botellón, siete sanciones por orinar en la vía pública, y se realizaron 13 incautaciones de droga.

Los policías confiscaron hasta en tres ocasiones material falsificado y a cinco personas les impusieron un acta por venta ambulante sin licencia. La playa de Gandia se ha convertido en las últimas semanas en el núcleo de denuncias y actas por parte de los agentes de la Policía Local. Con la llegada del verano los habitantes se duplican y por tanto, también lo hacen las actuaciones policiales.

La semana pasada el número de sanciones fue mucho mayor, 232 respecto a las 137 de este fin de semana. Un dato que demuestra que tanto turistas como vecinos han aprendido la lección, aunque esta cifra sigue siendo bastante elevada en comparación con los meses de temporada baja.

Fotos

Vídeos