Polémica en Tavernes por la entrada de la radio en la Xarxa Valenciana

Un instante del pleno del pasado lunes en Tavernes. / lp

El PSPV reprocha al edil Enrique Chofre que represente a la localidad en la entidad al intuir que antepone «sus intereses a los generales»

C. GIMENO TAVERNES.

Tavernes se suma a la Xarxa d'Emissores Municipals Valencianes después de haber puesto en marcha la radio municipal hace unos meses. Esto ha generado polémica en la localidad. Este punto se trató en el pleno de julio y en principio no se esperaba que generara debate, pero sí que propició un duro enfrentamiento entre el portavoz socialista, Víctor Borràs, y el edil de Comunicación, Enrique Chofre.

Desde el PSPV se manifestó que no estaban de acuerdo con la designación de Chofre para estar en este organismo. Borràs fue claro y afirmó: «Usted tiene un conflicto personal y antepone sus intereses personales a los generales y por eso no nos representa».

De esta forma el portavoz de la oposición mostraba su rechazo a que Chofre estuviera en ese equipo de trabajo. Las palabras del socialista se enmarcan en las múltiples quejas mostradas por la oposición respecto a los fallos en los micrófonos de la sala de plenos, los cortes continuados en la retransmisión por Youtube y la relación de Chofre con la empresa que suministró estos servicios al consistorio.

Respecto a la adhesión a la red de emisoras, Chofre indicó que nunca había antepuesto sus intereses personales y que fue elegido en un equipo de trabajo en el que priman técnicos, frente a cargos políticos. La idea de esta red es encontrar sinergias que puedan ayudar a las emisoras adheridas, buscar financiación y colaborar con la nueva Radio Televisión Valenciana. La adhesión contó con los votos de Compromís y EU, mientras que el PP se abstuvo y el PSPV votó en contra.

De hecho Borràs llegó a pedir que se cambiaran los micrófonos por estar en garantía y pedir responsabilidades a la empresa que los suministró. Chofre, hasta pocos días antes de entrar como edil, era socio de la empresa a la que se adjudicó la retransmisión de los plenos, así como el sistema de micrófonos.

En su día ya se desató la polémica por estos temas, dado que el montante de la retransmisión ascendía a 13.400 euros. En su defensa, el concejal nacionalista declinó valorar las acusaciones de Borràs por considerar que no tenían sentido y señaló que la inversión hecha en la microfonía se debía a buscar un sistema más fácil de usar para las funciones habituales de la sala de plenos.

Chofre reconoció que los micrófonos fallaban, así como el canal de streaming. Además apuntó que estaban en contacto con la empresa que suministró los micrófonos para tratar de solucionarlo «en el caso del steaming nos decantamos un sistema que no tuviera coste para el consistorio y de ahí el uso de un canal gratuito». Chofre valoró que los fallos producidos eran aceptables dada la gratuidad del servicio y añadió que hay una copia de seguridad del pleno. En el pleno del lunes el alcalde Jordi Juan tuvo que llevar el pleno con un micro inalámbrico al fallar su sistema de microfonía.

Fotos

Vídeos