700 personas encuentran empleo en un año aunque otras 13.700 siguen paradas

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

La tasa de desempleo en la Safor sigue su tendencia a la baja. Cada vez son más los parados que hallan un empleo de forma interanual, aunque en algunos meses del año, como ha sido este pasado mayo la cifra ha aumentado en casi 200 personas.

Aún así, la tendencia en materia de empleo en la comarca es buena, ya que hace justo un año había 700 persona más engrosando las listas del INEM.

En mayo el desempleo ha aumentado un 1,3%, lo que se traduce en 182 nuevos parados en la comarca de la Safor.

Este incremento se debe a que las labores relacionadas con la agricultura y los cítricos están tocando a su fin. En este sector hay 681 desempleados, 80 más que en abril.

En estos momentos, la comarca registra 13.709 parados de los que 10.500 son demandantes del sector servicios, mil en la industria, mientras que hay 872 parados en la construcción.

Las estadísticas de las principales ciudades muestran que en Gandia sí disminuyen los parados. La capital de la Safor reduce en 66 sus desempleados en mayo y registra 6.773 desempleados.

En Oliva contabiliza 1.967 demandantes de ocupación, después de las 9 personas que han perdido su puesto de trabajo en mayo. Tavernes de la Valldigna suma 34 parados más durante el mes pasado y tiene en estos momentos 1.282 personas inscritas en las listas del paro.

Pero sin duda los datos buenos so los interanuales. La tasa ha bajado entre mayo de 2017 y 2018 en un 4,5 %, lo que significa que la Safor tiene 656 menos parados que ha hace un año.

Desde el sindicato UGT, el secretario general en la Safor, Raül Roselló, lamentó una vez más la «precarización del empleo». «En mayo, sólo un 7% de los contratos registrados fueron indefinidos a tiempo completo, con las conocidas consecuencias negativas en términos de calidad del empleo y capacidad adquisitiva de las familias», finalizó.

Fotos

Vídeos