Oliva se suma al peregrinaje hacia el Camino de Santiago

Uno de los animales tirando de la carreta durante el camino. / lp
Uno de los animales tirando de la carreta durante el camino. / lp

El nuevo ramal llega hasta el municipio de Villalonga, donde enlaza con la conocida 'Ruta de la Lana' que conduce hasta la catedral gallega

LEYLA GALLEGO GANDIA.

El Camino de Santiago es la ruta de peregrinación católica más antigua e importante del viejo continente. En la actualidad, existen miles de trayectos que llevan a la tumba del apóstol ubicada en la ciudad de Santiago de Compostela, Galicia. Cada año son más los municipios que inician su particular camino, y ahora Oliva ha inaugurado un nuevo tramo.

La iniciativa surgió de parte de una asociación de carretilleros de la Ciudad Condal, quienes se pusieron en contacto con sus vecinos del Camino del Alba (Xàbia) para solicitar ayuda. Los de la Marina colaboraron en la puesta en marcha de la ruta bautizada como 'Camí de Santiago en carro'.

El nuevo tramo se inauguró hace unas semanas en Oliva, con la presencia de las autoridades municipales y más de 200 peregrinos. La edil de Participación Ciudadana, Yolanda Pastor, comentó que desde el consistorio ofrecieron su ayuda al grupo con la entrega de los cuños y acreditaciones.

El recién estrenado ramal está compuesto por 14 kilómetros y llega hasta el municipio de Villalonga donde se une al Camino del Alba. Este tiene su fin en Albacete, concretamente en Almansa y allí conecta con la 'Ruta de la Lana' o el 'Camino del sureste', que a su vez enlazan con el 'Camino Francés', que les lleva hasta Santiago.

La portavoz de la asociación de Xàbia, Ana Watt, aseguró que la nueva senda ha sido acondicionada para los caminantes y dispone de todo tipo de servicios con precios especiales. «Poquito a poco se irán introduciendo mejoras en las infraestructuras situadas a pie de camino», añadió Watt.

El trayecto no se completará este año, sino que se realizará en tres etapas. Esta primera fase que comenzó en Oliva, hace menos de un mes, ya ha llegado a su fin en la provincia de Cuenca, y los peregrinos se disponen a volver a su tierra. El próximo tramo empezará el verano del 2018 en la ciudad donde lo dejaron y les llevará hasta Burgos, donde de nuevo harán un alto en el camino y regresaran a la Safor. Finalmente, dentro de dos años y desde el municipio burlagés, los carros acompañados de los peregrinos emprenderán el último tramo de camino.

Se espera que para entonces sean muchos los valencianos que lleguen a la catedral de Santiago.

Fotos

Vídeos