Oliva intensificará la vigilancia para evitar vertidos ilegales en el Marjal

Decenas de neumáticos, vertidos en una parcela de Oliva.
Decenas de neumáticos, vertidos en una parcela de Oliva. / lp

El gobierno local detecta que algunas empresas y particulares abocan desechos en campos y parcelas abandonadas de todo el término

Ó. DE LA DUEÑA OLIVA.

El gobierno de Oliva quiere poner fin a los vertidos ilegales que se producen en algunos puntos del término municipal. Desde la corporación indicaron que se intensificarán los trabajos de vigilancia para impedir que tanto particulares como empresas aboquen restos en cualquier punto de la ciudad, ya sean parcelas abandonadas, campos o en zona del Marjal Pego-Oliva, donde también se han detectado desechos contaminantes.

La edil de Medio Ambiente de Oliva, Inma Ibiza, indicó que estas prácticas están provocando «indignación en la ciudad y en el gobierno local». Esto ha llevado al ejecutivo a mover ficha. «Vamos a buscar fórmulas para intensificar la vigilancia en toda Oliva y poder identificar a los responsables de dichos vertidos, que tanto están perjudicando nuestro medio ambiente», remarcó la edil.

La concejala de Compromís aseguró que ha visto terrenos por toda la localidad, «incluso en el Marjal de Pego-Oliva, donde empresas, o particulares sin escrúpulos, se desprenden de sus residuos por todas partes, generando muchos problemas, especialmente de salubridad». Estas prácticas, indicó, derivan en otras problemas como la «proliferación de plagas, problemas en la contaminación del suelo y del subsuelo que acaban contaminando los acuíferos».

Todos los residuos deben ir a contenedores controlados y autorizados, añadió Ibiza, quien recordó que quien «contamina es quien debe pagar» por deshacerse de los productos que pueden generar daño en el medio ambiente.

«En el caso de que los residuos los genere una empresa, es la misma mercantil la que está obligada a gestionar sus residuos, contratando empresas gestoras que estén acreditadas», relató la edil de Compromís. En el caso de un particular, los vecinos tienen a su disposición el ecoparque, una instalación que ahora ha ampliado el horario de servicio al público.

Más controles

La edil aseguró, por otra parte, que es «triste ver como cada día se descubre un nuevo foco de vertidos».

«Ahora es en el Marjal, en la zona del antiguo secadero de naranjas. Esta semana la brigada municipal pasará a retirar los desechos, ruedas, gomas, envases de aceites, pero es por todas partes, en todo el término municipal y es una praxis que ha de acabar por el bien de todos». El gobierno intensificará los controles y las patrullas vigilarán todas las zonas sensibles de la localidad.

Más

Fotos

Vídeos