Oliva inicia una campaña de movilizaciones y saldrá a la calle para exigir la llegada del tren

David González, durante la rueda de prensa, arropado por los representantes de los grupos municipales y de la Agenda Local 21. / r. e.
David González, durante la rueda de prensa, arropado por los representantes de los grupos municipales y de la Agenda Local 21. / r. e.

Los seis grupos políticos se unen bajo el lema 'Donem llum al tren' para reivindicar la conexión en el plan de mejoras de cercanías

ROCÍO ESCRIHUELA OLIVA.

Oliva ha dado un paso un frente en su lucha por exigir que el tren llegue a la ciudad. El Ayuntamiento, en voz de su alcalde, David González, anunció ayer en rueda de prensa el inicio de una campaña reivindicativa para pedir a Fomento que ejecute la línea ferroviaria hasta esta ciudad. Una movilización que tendrá su punto álgido el próximo 16 de diciembre con una concentración en el Parc de l'Estació con el lema 'Donem llum al tren' que espera sacar a la calle a miles de vecinos de las comarcas de la Safor y la Marina para continuar batallando por conseguir esta infraestructura.

La fecha no ha sido elegida al azar, sino que está previsto que durante la semana del 18 al 22 de este mes, se firme entre el Ministerio de Fomento y la Generalitat el plan de mejora del servicio de cercanías de la Comunitat que supone una inversión de más de 800 millones de euros. Un proyecto que excluye a Oliva, ya que solo contempla una parte de la primera fase del Tren de la Costa, tal y como anunciaron ambas partes el pasado 4 de octubre, decisión que ha impulsado esta campaña reivindicativa.

Primera fase, a medias

El estudio del Tren de la Costa está dividido en 4 fases. La primera de ellas abarca la duplicidad de la vía desde Cullera a Gandia y la prolongación de esta hasta Oliva, de manera que la segunda fase ejecutaría la conexión entre Oliva y Dénia. De momento, dentro de ese plan, solo está prevista la ejecución de la doble vía hasta la capital de la Safor.

Desde la Ciudad Condal no entienden el por qué de esta decisión cuando Oliva es la gran perjudicada por la gran ausencia de esta vía de comunicación. Esta situación provocó ayer que quedaran aparcadas todas las luchas políticas de los diferentes grupos municipales con representación en el consistorio con una imagen de unión de los portavoces de las seis formaciones junto a representantes de la Agenda Local 21. Todos coincidieron es sus parlamentos en la reivindicación histórica de este medio de transporte tan necesario para la ciudad y las localidades vecinas para la vertebración del territorio.

El primer edil echó la vista atrás y narró con detalle todos los acontecimientos que han llevado ahora a luchar por esta reivindicación con más fuerza. González apuntó que desde el 10 de febrero de 1974 «estamos sin tren y somos los únicos municipios de la costa que no tenemos ninguna vía de conexión ferroviaria». «Sufrimos un déficit de transporte público preocupante», añadió.

El alcalde recordó la gran manifestación del año 2010 donde ya salieron a la calle para reivindicar el tren, una situación que no ha cambiado con el paso de los años. González exigió que se ejecute la fase 1 en su totalidad y no solo la mitad, porque si el tren no llega a Oliva, tampoco podrá hacerlo hasta Dénia. «Tenemos la certeza de que no va a incluirse toda la primera fase y por esto no tenemos más alternativa que elevar el tono de voz. No estamos dispuestos a resignarnos porque la decisión que han tomado no responde a ningún criterio técnico».

El primer edil dejó claro que «no esperaba más de Fomento, pero sí que esperaba un mayor apoyo de la Generalitat». «Se llenan la boca hablando de vertebración del territorio pero eso no será posible si no llega el tren», puntualizó. También, el alcalde quiso agradecer públicamente la «lealtad» de todos los grupos municipales en la lucha por esta causa. Desde el PP, Salvador Llopis señaló que su formación le ha trasladado la situación a Isabel Bonig, presidenta del PP valenciano, para que el ministro se reúna con los representantes municipales porque «haremos todo lo posible y trasladaremos el problema a los políticos, sean del color que sean».

Unión reivindicativa

Desde Compromís, Vicent Canet, indicó que «la situación de necesidad del tren no es solo de Oliva, sino de todos los pueblos del norte y del sur de la ciudad». Canet recordó que el municipio tiene más de 20.000 habitantes y «hacer gestiones administrativas o acudir al hospital es una auténtica odisea». El socialista Carlos Mengual mostró su rechazo a la situación actual que sufre Oliva por la ausencia de infraestructuras y que la ha convertido en una «ciudad de tercera categoría».

Por su parte, Blai Peiró de Projecte Ciutadans d'Oliva, destacó la «nefasta movilidad que tenemos en la comarca» y recordó que esta reivindicación ya la realizaron «nuestros abuelos y padres, y esperemos que no la tengan que repetir nuestros hijos». Desde Esquerra Unida-Acord Ciutadà, Àlex Salort recordó que es el momento «de plantarse, decir basta y exigir una cosa digna y justa». Pepe Salazar, de Gent d'Oliva, definió la situación como «una historia interminable y una marginación a los pueblos de la Safor» y destacó que ha llegado el momento de «levantar la voz».

El alcalde de Oliva anunció que han comenzado a mandar cartas a los ayuntamientos de la Safor y la Marina, así como a varias entidades y colectivos para que acudan el día 16 a la concentración. Desde Dénia, el alcalde, Vicent Grimalt, aseguró ayer al enterarse del acto programado, que cuenten con el apoyo dianense en esta reivindicación. El primer edil recalcó que si se quiere que el tren llegue a la Marina Alta antes debe ejecutarse la primera fase y prolongar la vía hasta Oliva.

Fotos

Vídeos