Oliva inicia este año el cambio urbano con los 4 millones del plan ARRU

El alcalde González firma el acuerdo en Valencia con la consellera María José Salvador para recibir las primeras partidas económicas

Ó. DE LA DUEÑA OLIVA.

El centro de Oliva experimentará un cambio con las mejoras que se introducirán gracias a la adhesión al programa de Área de Regeneración y Renovación Urbana (ARRU). La Ciudad Condal recibirá cuatro millones para regenerar el casco urbano y rehabilitar 72 viviendas.

El alcalde de Oliva, David González, se reunió con la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, para firmar el convenio de colaboración y de gestión del plan ARRU en la localidad para este 2017. Está incluido en el Plan Estatal de Vivienda 2013-2016, que permite que las actuaciones se ejecuten hasta 31 de diciembre de este año.

El convenio firmado contempla la aprobación de la anualidad de 2017 con una subvención de 1.611.000 euros. De esta cantidad, la Generalitat aportará 376.000 euros y el Ministerio de Fomento 1.235.000 euros. En 2016, se declaró el ARRU del casco antiguo de Oliva y se estimó el coste total de la actuación en 3.999.000 euros, a aportar por Fomento, la Generalitat, el Ayuntamiento y los particulares.

Las actuaciones para el Área de Regeneración y Renovación Urbana del casco antiguo de Oliva incluyen la edificación de 12 viviendas, con calificación energética mínima tipo B. Así como las obras de reurbanización necesarias y la realización de las funciones de gestión técnica e información a través de un equipo técnico.

De igual manera, se han programado actuaciones dirigidas a la rehabilitación de 60 viviendas, con obras de recuperación de elementos estructurales del edificio, accesibilidad, adecuación de elementos comunes y habitabilidad de las mismas.

Para Salvador, la Generalitat está apostando «por la consolidación de las ciudades, por la recuperación y regeneración de aquellos cascos históricos que por su antigüedad, y por haber sufrido el abandono de las anteriores administraciones, se encuentran degradados y precisan de intervenciones tanto en viviendas como en los espacios urbanos que las circundan».

«De esta manera lo que se pretende es recuperar unas zonas donde los vecinos puedan vivir con más calidad de vida». Estas actuaciones, añadió, son importantes para «reactivar la economía local y ayudar a los sectores productivos relacionados con la construcción», concluyó.

Fotos

Vídeos