Oliva da continuidad a la figura de la fallera mayor y elige a María Morant

María Morant López. / lp
María Morant López. / lp

La máxima representante de las fiestas josefinas pertenece a la comisión de Sant Francesc y este año formó parte de la corte de honor

ROCÍO ESCRIHUELA OLIVA.

Las Fallas de Oliva tendrán de nuevo máxima representante de las fiestas josefinas. Un hecho que dará continuidad a la figura de fallera mayor de la Ciudad Condal que la junta local recuperó en 2018 tras unos años de paréntesis.

María Morant López ha sido la elegida para coger el testigo de Mireia Burgos. Ambas fueron compañeras el año pasado, ya que la nueva representante formó parte de la corte de honor de la fallera mayor del 2018.

María pertenece a la Associació Cultural Barri Sant Francesc desde su nacimiento. En su comisión ha ostentado los cargos de reina del foc infantil en 2006, fallera mayor infantil en 2007 y reina del foc en 2016. Forma parte de una familia muy vinculada al barrio de Sant Francesc que ha participado en el mundo fallero desde los años 80. Además, por sus venas corre sangre fallera heredada seguramente de su progenitora, ya que su madre, Manoli López , fue fallera mayor en 1993 y presidenta de la falla entre los años 2008 y 2010 y también formó parte de la corte de honor de la fallera mayor de Oliva.

En el ámbito personal, María Morant es una joven de 21 años que ha estudiado Gráfica Publicitaria en la Escola d'Art i Superior de Disseny de Alcoi. Le gusta el dibujo y la fotografía, además de disfrutar de la compañía de sus familiares y amigos.

Desde la Federació de Falles, el presidente Vicent Pérez ha expresado su satisfacción por contar este año con María como «embajadora de nuestra fiesta». Pérez ha señalado que la máxima representante de la fiesta cuenta con todo el apoyo del colectivo fallero que «estará a su lado compartiendo un año intenso y lleno de emociones».

El presidente de la junta local de Oliva ha remarcado el compromiso y el privilegio que supone ser fallera mayor, «un cargo que combina responsabilidad con el disfrute de las Fallas desde la primera línea. Pérez también tuvo unas palabras para su predecesora en el cargo, Mireia Burgos: «El próximo 7 de julio despide su reinado poniendo punto y final a un capítulo muy destacado de la historia fallera de nuestro pueblo».

Por su parte, la fallera mayor mostró su satisfacción por la elección y «por una sorpresa que se ha producido de manera muy rápida». «Espero que sea un año inolvidable como ha sido el de Mireia, junto a una corte de honor especial», destacó.

María apuntó que «es muy importante que exista una fallera mayor en la ciudad para que las Fallas de Oliva se posicionen en lo más alto».

Fotos

Vídeos