Oliva avanza en la finalización de las obras del retén de la Policía Local paralizadas desde 2011

Edificio en construcción de las nuevas dependencias de la Policía Local de Oliva. / lp

El Ayuntamiento adjudica la redacción del proyecto modificado de las nuevas dependencias, que se podrían licitar en el primer trimestre de 2018

ROCÍO ESCRIHUELA OLIVA.

La construcción del nuevo retén de la Policía Local de Oliva podrá ser en breve una realidad. El Ayuntamiento dio ayer un paso más para la finalización de unas dependencias que llevan paralizadas desde 2011. El gobierno local anunció ayer la adjudicación de la redacción del proyecto para la finalización del edificio por un valor de 21.538 euros.

La intención del ejecutivo es que «si no hay ningún imprevisto importante», el proyecto esté finalizado y supervisado por la Generalitat antes de que termine el 2017, para que las obras puedan licitarse a lo largo del primer trimestre de 2018. La mercantil Pina Navarro Arquitecto y Asociados, que ya dirigió la primera fase de las obras ejecutadas, ha sido la empresa adjudicataria.

El proyecto recogerá las modificaciones que estaban previstas en el momento de la paralización de las obras, así como las actuaciones necesarias para la finalización definitiva. Esta infraestructura es una de las actuaciones más demandas por el ejecutivo porque será un retén que servirá para «mejorar las condiciones de trabajo de la Policía Local y la atención a los ciudadanos, y que afectará en un mejor servicio público de seguridad en Oliva».

El alcalde, David González, manifestó su malestar por la demora de la Generalitat en resolver el expediente y dar las indicaciones oportunas al Ayuntamiento. A pesar de todo, el jefe del ejecutivo destacó que «ahora lo más importante y urgente es acabar el edificio y ponerlo a disposición de los vecinos».

La nota negativa de este proceso es que el consistorio tendrá que hacerse cargo de gastos extraordinarios a pesar de no ser el responsable de las obras. El Ayuntamiento deberá pagar la parte que se comprometió a cofinanciar, un 26% del total. Pero además, también deberá desembolsar los honorarios de la redacción del proyecto modificado, los posibles aumentos por la actualización de precios y las nuevas modificaciones introducidas, además del diferencial del IVA desde el 2011 hasta la actualidad.

González tildó de «injusticia» que el consistorio tenga que «asumir el total de los gastos restantes, ya que la administración local no ha sido la responsable ni de la gestión del expediente ni de la demora en resolverlo».

Los trámites para el proyecto del nuevo retén se iniciaron en marzo del 2010 con la adjudicación definitiva de las obras de construcción con un importe de más de un millón de euros y un plazo de ejecución de 9 meses. En enero de 2011, la empresa contratista paralizó la obra de manera unilateral a causa de su situación de insolvencia y se declaró en concurso de acreedores.

Fotos

Vídeos