Oliva aumentará la inversión en dos millones al cerrar las cuentas de 2017 con superávit

Oliva aumentará la inversión en dos millones al cerrar las cuentas de 2017 con superávit

El gobierno local podrá destinar este dinero a proyectos sostenibles tras saldar toda la deuda bancaria en los primeros 31 meses de legislatura

Ó. DE LA DUEÑA OLIVA.

El gobierno de Oliva tiene previsto destinar casi dos millones de euros a nuevas inversiones tras cerrar el presupuesto de 2017 con superávit, es decir, ha finalizado el ejercicio económico ingresando más dinero del que ha gastado. Esto ha provocado que el año acabe con 1,8 millones de euros en el cajón.

El cuatripartito (Compromís, Projecte Ciutadans, Gent d'Oliva y EU) podrá destinar este dinero a mejoras en la localidad, como indicó ayer el concejal de Hacienda, Vicent Canet. El edil recordó que tanto la Ciudad Condal como el resto de administraciones están obligadas a cerrar las cuentas con superávit para cumplir con la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Financiera.

Oliva, como todos los consistorios, está obteniendo cuentas en positivo desde que entró en vigor esta norma, en 2012, con el gobierno de Mariano Rajoy.

Desde esa fecha ha logrado finalizar los ejercicios con cantidades que han oscilado entre el 1 y los 3,5 millones de euros. La ley ha obligado a que el ejecutivo destinara estas abultadas partidas al pago exclusivo de deuda.

Pero en el caso de Oliva, todos los impagos se han saldado. En los 31 primeros meses de legislatura se han liquidado hasta doce millones en préstamos, acabando así con casi dos décadas deudas bancarias.

Por tanto, el superávit que ha obtenido ya de 2017, los 1,8 millones, podrá destinarlos a otras partidas o capítulos donde considere necesaria una inyección económica. Eso sí, siempre proyectos sostenibles y que no generen gasto a largo plazo. Pese a todo, Canet mostró su desacuerdo con la actual ley: «Es necesario corregir las medidas injustas que el Gobierno aplica a todas las administraciones, con independencia de la situación económica de cada una».

'Medicina' común

Para el edil nacionalista es incorrecto prescribir «la misma medicina para todos los enfermos». «Son medidas que limitan la autonomía de los Ayuntamientos y que perjudican la ciudadanía». Las actuales normativos, agregó, «está ahogando a las administraciones, con situaciones tan absurdas como la imposibilidad de contratar el personal necesario para prestar unos buenos servicios o la limitación de poder gastar el dinero propio, incluso sin tener deuda».

El edil agradeció el trabajo «constante y riguroso de los servicios financieros del consistorio, así como la corresponsabilidad de todos los compañeros con responsabilidades de gobierno». «Es gracias a su trabajo y responsabilidad, junto con al esfuerzo de la ciudadanía, por lo que podemos disfrutar de resultados tan positivos».

Fotos

Vídeos