El nuevo colegio de La Font duplicará el terreno para tener más aulas y comedor

Parcela de 11.000 metros cuadrados donde se ubicará el nuevo colegio de La Font. / lp
Parcela de 11.000 metros cuadrados donde se ubicará el nuevo colegio de La Font. / lp

El proyecto para sustituir el viejo Francesc Carròs costará 5,6 millones, las obras arrancarán en septiembre y durarán unos 20 meses

Ó. DE LA DUEÑA LA FONT.

El nuevo colegio de La Font tendrá más aulas y contará con salas de las que hasta ahora carecía el viejo Francesc Carròs, ahora clausurado, o que estaban cerradas por insalubridad o riesgo de desprendimientos, entre ellas habrá aula de música, laboratorios o gimnasio. El centro escolar duplicará la superficie del antiguo centro, lo que le permitirá contar con todos los servicios.

La actuación tendrá un coste de 5,6 millones de euros y estará acabada en 2020, si todo va bien. La infraestructura dispondrá de doce aulas de primaria y seis de infantil. Además contará con los espacios comunes que requiere un centro de estas características. Habrá gimnasio y laboratorios de ciencias y música. Además el recinto tendrá un comedor, algo de lo que carecía el viejo colegio, y salas para los profesores, quienes han trabajado en la última década casi sin estancias para reuniones o atender a padres.

El gobierno local confía en impulsar la obra del colegio el próximo mes de septiembre, dentro del Plan Edificant. Puig destacó que hasta el momento los «trámites» ante el Consell «van a la perfección».

«Teníamos un viejo proyecto para construir la nueva escuela municipal, pero hubo que modificarlo porque tenía más de diez años y no se adaptaba a la normativa actual», expuso el edil.

Visto bueno del Consell

Una vez realizado este trabajo, se remitió el documento a la Conselleria de Educación, que ya ha dado el visto bueno provisional: «Tuvimos una reunión de trabajo hace tres semanas con responsables del Consell y nos confirmaron que el proyecto se adapta a las necesidades y que saldrá adelante».

El informe se acopla a las premisas que fija Edificant: «Hay unos parámetros que cumplir para estar dentro del programa». «En nuestro caso, cumpliendo con estas directrices, la obra tendrá un coste de 5,6 millones de euros y contará con todos los espacios que hasta ahora faltaban o estaban clausurados en el viejo Francesc Carròs», apostilló Puig.

El alcalde de La Font añadió que en el encuentro se dio el visto bueno al documento presentado por su gobierno, pero que aún falta la firma de los técnicos y, finalmente, la resolución del conseller Vicent Marzà.

Cuando el titular de Educación dé luz verde a la iniciativa, La Font tendrá la potestad para construir el colegio. El programa Edificant consiste en eso, en ceder las competencias a los municipios para agilizar este tipo de obras.

El alcalde comentó que cuando cuente con el visto bueno autonómico se realizará el «pliego de condiciones de la obra» y se procederá a adjudicar la actuación, siempre respetando los plazos que la ley maraca para este tipo de trámites.

Licitación de la obra

La licitación de los trabajos, calcula el alcalde de La Font, será de tres meses, por lo que espera que la construcción del nuevo colegio arranque entre septiembre o octubre de este mismo año. El primer edil relató también que la previsión de la obra oscila entre los 18 y los 24 meses, por lo que confía en que los alumnos entren al nuevo centro en el curso 2020/21.

El nuevo colegio de La Font ha pasado de ser una reclamación de los padres durante décadas a una necesidad urgente. El viejo Francesc Carròs llevaba desde 1980 sin calefacción y con humedades. La falta de espacio se convirtió en algo habitual y los escolares carecían de salas de música, laboratorios o comedor.

De hecho, fue necesario ocupar sótanos para disponer de espacio lectivo. Pero a principios de este curso aparecieron grietas y hubo desprendimientos en algunos techos, por lo que la mayoría de padres optó por sacar a sus hijos del centro y reclamar un nuevo colegio. El gobierno local reubicó a los alumnos en la escoleta, el patronato y el centro polivalente, donde llevan meses recibiendo clase.

Más

Fotos

Vídeos