La moda 'only adults' aterriza en Gandia

Un grupo de turistas en la playa de Gandia.
Un grupo de turistas en la playa de Gandia. / Ó. DE LA DUEÑA

Los hoteles sólo para adultos aparecen en la playa y captan a turistas sin hijosLos establecimientos pretenden dar una oferta gastronómica amplia a sus clientes y un ambiente alejado de molestias

LEYLA GALLEGO GANDIA.

Los empresarios de Gandia dan vueltas a su cabeza de forma constante con la intención de atraer a más turistas a la playa y relanzar su negocio. Esto ha hecho que aparezcan en la Ciudad Ducal los conocidos como 'only adults', establecimientos destinados sólo a público adulto, que sabe respetar el descanso y no genera molestias entre otros huéspedes.

Algunos de los propietarios de hoteles de la playa vieron la oportunidad de realizar un cambio en sus negocios para competir en un mercado turístico actual en el que la oferta supera a la demanda y donde las circunstancias de la economía hacen difícil captar a nuevos consumidores. Aunque en España, cada vez más, va implantándose el sistema solo para adultos, fue fuera de la península donde surgió este innovador concepto. La idea de un hotel sólo para adultos se basa en ofrecer un servicio a parejas y grupos que, o bien por el hecho de tener hijos quieren desconectar unos días, o bien porque no los tienen y desean pasar unas vacaciones tranquilas.

En Gandia, en los últimos años han empezado a surgir este tipo de negocios que además, son establecimientos que apuestan por cuidar más la calidad sus servicios, sobretodo, centrados en su oferta gastronómica.

El hotel pionero en la ciudad fue la Gastrocasa y a él se han sumado otros locales. «Empezamos hace dos años con este modelo de negocio con la intención de diferenciarnos de la competencia y centrarnos en un público objetivo», aseguró Agustín Gómez, propietario de este premiado local.

Este es el primer establecimiento de estas características que abrió sus puertas en Gandia. Gómez contó que para ello «nos basamos en otros modelos de negocio similares, dirigidos a un público muy específico como los hoteles con encanto o las rutas gastronómicas» en los que se premia la tranquilidad y el descanso del consumidor.

«Nuestros clientes suelen ser parejas de entre 35 y 50 años con hijos que quieren escapar de la rutina», agregó Gómez. Al tratarse de un destino de playa durante el invierno, normalmente, las escapadas son de un fin de semana y en la temporada de verano se alargan las estancias a 4 o 5 días.

Cambio comercial

Otros de los que han apostado por esta opción es el hotel Riviera, situado en primera línea de playa desde hace décadas. Decidió el año pasado cambiar su opción comercial. «Vimos una oportunidad de negocio y decidimos atacar», explicó Francisco Javier Pérez, director del establecimiento.

A diferencia del anterior, en el Riviera se permite la entrada a menores de edad siempre que sean mayores de 16 años. Pérez afirmó que el volumen de niños que se hospedaba cada año en sus habitaciones era muy reducido pues «por espacio no podíamos dar respuesta a sus necesidades» como animadores o áreas de recreo. Por esta razón asegura que la demanda del hotel sigue siendo la misma, ya que la oferta no ha variado mucho respecto al modelo anterior. El auge de este tipo de establecimientos ha derivado en la creación de una página web especializada en este sector, Adults Only Holidays, donde los interesados en realizar este tipo de viajes pueden hallar todo lo que deseen.

Fotos

Vídeos