Las mercancías del puerto de Gandia viajan a 20 países

Martínez, Morant y Martí durante la presentación. / à. oltra
Martínez, Morant y Martí durante la presentación. / à. oltra

Un estudio de la Universitat Politècnica de Valencia destaca la internacionalización del muelle a pesar de sus reducidas dimensiones

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

Un estudio del impacto económico de los puertos de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) del ejercicio de 2015 elaborado por la Universitat Politècnica de Valencia ha destacado la internacionalización del puerto de Gandia, a pesar de sus reducidas dimensiones, ya que los productos que pasan por el muelle se expanden a 20 países diferentes. Esta es una de las conclusiones que se valoraron ayer en Fomento tras la presentación del análisis que corrió a cargo de una de las autoras, María Luisa Martí, y donde estuvieron presentes la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, y el presidente de la APV, Aurelio Martínez, además de representantes del sector empresarial, académico, pesquero y del club náutico.

El estudio también ha reseñado que el muelle del Grau es un «puerto desequilibrado» en cuanto al transporte de mercancías, ya que «importa más que exporta», tal y como indicó el presidente de la APV. Martínez destacó que el 52% del tráfico portuario es de bobinas de papel y un 20% de productos químicos. Las relaciones comerciales se extienden a 20 países donde destacan las exportaciones a Túnez y Colombia y las importaciones a Finlandia y Estados Unidos, entre otros.

En la repercusión sobre el empleo, las empresas relacionadas con el puerto de Gandia han generado 159 puestos de trabajo. En concreto, en la actualidad trabajan en el recinto portuario del Grau, 71 personas, entre operarios y prestadores de servicios. El enclave genera, además, otros 88 empleos, entre directos, indirectos e inducidos

Al margen del interés comercial, el impacto económico del muelle de Gandia se dirige hacia una activa política de integración puerto - ciudad gracias al convenio entre la APV y el Ayuntamiento de Gandia para promover las relaciones con el entorno. Según explica el estudio, «un puerto cómplice con su ciudad para generar sinergias que potencien el turismo y el comercio, la náutica-deportiva, el turismo de pasajeros y el ocio». «Un puerto del que los ciudadanos se sientan orgullosos», concluye el análisis.

La alcaldesa destacó que el puerto espera las nuevas infraestructuras en vías de comunicación para que «puedan convivir la actividad económica y la comercial con la cofradía de pescadores local y los deportes náuticos».

Fotos

Vídeos