Malestar entre usuarios de Cercanías por el cierre de las taquillas los fines de semana

Viajeros el pasado fin de semana en la estación de Gandia. / ó.d.
Viajeros el pasado fin de semana en la estación de Gandia. / ó.d.

Renfe sostiene que hay siete máquinas para vender billetes y que la clausura de la ventanilla es una medida «comercial» aplicada en toda España

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

Una de las últimas decisiones de Renfe no ha sentado nada bien a los usuarios del servicio de Cercanías. La compañía de ferrocarril decidió el pasado verano cerrar las taquillas de la estación de Gandia durante los fines de semana, algo que genera malestar entre los viajeros.

El recinto intermodal de Gandia carece de personal en las ventanillas y sólo permite que los viajeros adquieran sus billetes para desplazarse a Valencia o a cualquier otro municipio de la Línea C-1 mediante las máquinas expendedoras. La estación cuenta con hasta siete aparatos.

Pero lo usuarios dan cuenta de su malestar los fines de semana al personal que encuentran en la estación. Las ventanillas cierran a última hora del viernes y abren otra vez ya el lunes de buena mañana.

Muchos de los viajeros tienen intención de desplazarse un sábado o un domingo en la línea de Cercanías pero no pueden comprar sus billetes en la ventanilla. Las máquinas permiten adquirir el tique, pero no todos los usuarios están conformes con este sistema y consideran que existe una falta de información en la estación.

María Ferrer quiso desplazarse el pasado sábado a Valencia para coger en la capital otro tren de Cercanías y seguir hasta Villareal para visitar a unos familiares: «El billete que compro me permite seguir más allá de Valencia, ya que el sistema de Cercanías es zonal. El problema es que aquí no hay nadie que me informe de los horarios de la línea que va a Castellón, pese a que con mi billete pago por llegar hasta allí».

Esta mujer de 58 años aseguró que en la estación sólo halló horarios de Gandia a Valencia, algo que este martes comprobó este periódico. Lo cierto es que los fines de semana hay una azafata para ayudar a quienes no conocen el funcionamiento de las máquinas, pero no dispone de horarios de otras líneas de Cercanías pese a que el transbordo entre ellas está contemplado en el precio del billete.

Desde Renfe Valencia indicaron que el cierre de las ventanillas se produjo en verano y responde a una medida «de adaptación comercial» que se ha aplicado en toda España. Añadieron que Gandia es una de las estaciones que más máquinas expendedoras tiene: «Seis de Cercanías y otra de largo recorrido».

Los responsables de la entidad lamentaron que algunos viajeros no hayan encontrado horarios del resto de líneas, a las que tienen derecho y que están incluidas en el precio del billete, y se comprometieron a publicitarlos en la estación. De hecho, entre ayer y hoy estaba previsto que se colocaran los primeros carteles para evitar molestias a los viajeros.

Fotos

Vídeos