«Lideraré el proyecto del PSPV a la alcaldía porque tengo un compromiso más allá de esta legislatura»

Diana Morant, en su despacho, durante la entrevista concedida a LAS PROVINCIAS. / àlex oltra
Diana Morant, en su despacho, durante la entrevista concedida a LAS PROVINCIAS. / àlex oltra

La primer edil de la capital de la Safor confirma su predisposición a optar a la reelección y asegura que no le importaría repetir pacto con Més Gandia Diana Morant Alcaldesa de Gandia

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

La alcaldesa de Gandia, Diana Morant, hace balance para LAS PROVINCIAS del 2017 y avanza los retos del ejecutivo para este año y para el 2019 con las elecciones municipales en el punto de mira.

-¿Qué resumen hace del 2017?

-Desde el gobierno estamos satisfechos por cómo ha transcurrido. El año pasado fue el segundo que presentamos unos presupuestos, y se ha demostrado que además de legales, son reales y que han significado la solución al gran problema de esta ciudad, que era económico. Hemos pagado toda la deuda comercial a los proveedores, heredada de la gestión del PP, y parte de la deuda de IPG. Somos un gobierno que ha venido a a hacer frente a la quiebra económica. Hemos pagado 60 millones de euros de deuda en dos años y medio, y seremos el único gobierno que acaba una legislatura reduciendo la deuda. También nos han pasado cosas buenas como la distinción de Ciudad de la Ciencia y la Innovación o la Capitalidad Cultural Valenciana que significa que Gandia continúa liderando la cultura del País Valencià a pesar de las condiciones económicas.

«El PP, tras sentenciar la ciudad para décadas, debería quedarse en el banquillo más legislaturas»

-Liquidar IPG, ¿ha sido la mejor noticia del año pasado?

-Sí, pero no es una sorpresa, porque es la culminación de mucho trabajo bien hecho. Dentro de la herencia endiablada de la anterior etapa estaba la gestión de la empresa pública. Era un instrumento oscuro que pervertía la forma de trabajar de las administraciones públicas. Los liquidadores han ahorrado muchos millones arreglando cuestiones heredadas. Ya hemos firmado la desaparición de la empresa pública, porque nuestro deseo era no entrar en 2018 con IPG.

-¿Se queda algún proyecto pendiente de 2017?

-Yo diría que no. Siempre hemos sido honestos con la situación y siempre que nos hemos comprometido con algún proyecto, ha sido porque se podía hacer realidad. Esta ciudad tiene que continuar soñando, se ha demostrado que funciona y ha logrado los frutos del esfuerzo de los vecinos y el gobierno. Hay grandes promesas en infraestructuras del Consell y de Fomento que repararán una deuda histórica. Si se cumplen las expectativas podremos hacer historia en esta legislatura.

-¿Cuáles son los grandes retos para este año que empieza?

-Exigir a las administraciones superiores los compromisos que han hechos con nosotros. Además de las infraestructuras, está también el centro de salud integral en el antiguo hospital, pero el proyecto que más nos ilusiona de 2018 es el Edificant.

-¿Será el año de cumplir con la bajada de impuestos prometida?

-Eso no depende de nosotros. Lo tenemos que dejar en el lugar de los logros que todavía queremos conseguir. La subida de impuestos fue una imposición del ministerio con el plan de ajuste de julio de 2015, y ahora necesitamos el permiso para poder bajarlos. Estamos en ello. Si no nos lo permite podría darse la paradoja de que el Ayuntamiento tendría un exceso de ingresos y nos veríamos obligados a gastar más dinero o a pagar deuda. Esperemos que al final nos lo conceda, pero aún estamos en negociaciones.

-Con la culminación de todos los proyectos de los que hemos hablado, ¿se prevé un año de inauguraciones?

-Las legislaturas siempre tienen ciclos. El primero era arreglar el desastre, y lo cubrimos con garantías, y después está la etapa de la planificación, que gracias a ella podremos hacer estas mejoras en 2018. No serán inauguraciones porque nosotros con el código de buen gobierno no hacemos inauguraciones, pero pondremos al alcance de la ciudadanía muchas de las cosas que los vecinos no han tenido tras muchos años de olvido.

-Con la proximidad de unas elecciones locales, ¿afronta 2018 de manera diferente?

-Me gusta pensar que los políticos no hemos de estar continuamente pensando en las urnas, porque si es así, te equivocas. Si planificas una ciudad con el plazo de que cada cuatro años tiene que cambiar de gobierno, estás haciendo una planificación cortoplacista. Los políticos hemos venido a trabajar una ciudad que tiene muchos años de vida, no solo cuatro, y por tanto, también es nuestra obligación que la ciudad quede en condiciones de continuar caminando.

-¿Liderará en 2019 el proyecto socialista para dirigir el Consistorio?

-Diana Morant tiene un compromiso con la ciudadanía que va más allá de esta legislatura, y por tanto, yo lideraré el proyecto del PSPV a la alcaldía y ya será la ciudadanía la que decida si quiere que continúe liderando o no esta ciudad.

-¿Quién piensa que serán sus rivales en esta carrera electoral?

-A eso yo no le puedo responder. Pero podría decirle que no me importaría que en una legislatura futura se volviera a repetir una confluencia en la que PSPV y Més Gandia acabaran compartiendo responsabilidades de gobierno, porque se ha demostrado que hemos formado un ejecutivo estable y muy leal. Tampoco me importaría compartir decisiones y parte de la gestión con una oposición constructiva, como la que ha demostrado Ciudadanos. Lo que sí que desearía es que el Partido Popular se mantuviera en la oposición, pero que hiciera una oposición constructiva. El PP tiene un lío bastante grave y creo que ellos tampoco sabrían responder a la pregunta que usted me ha hecho. Ellos están ahora mirando quien se presenta, quien tiene menos imputaciones y mirando como hacen la lista. Creo que no lo van a tener fácil. El Partido Popular, después de sentenciar esta ciudad para décadas, debería quedarse en el banquillo unas cuantas legislaturas más.

-¿Se apunta también a liderar el proyecto comarcal del PSPV?

-No. Tengo compañeros que tendrán mi apoyo absoluto y saben que para lo que necesiten, Gandia estará remando junto a ellos, pero la comarca la tiene que liderar alguna persona que venga de la Safor y no de Gandia.

-¿Existe una guerra de poderes en el PSPV a nivel autonómico?

-No, porque lo saludable del PSPV y del PSOE es que las 'posibles guerras de poder' se batallan a nivel democrático. Creemos en la democracia y la practicamos a todos los niveles. Las rivalidades que puedan haber internas se solucionan cuando proyectos distintos confluyen a nivel democrático y queda un resultado que el resto asume como propio y de manera colectiva. Por tanto, no hay ningún tipo de batalla interna. Tenemos una higiene total y absoluta de la que otros partidos no gozan.

Fotos

Vídeos