Los ladrones devuelven el 'Jesuset'

Niño Jesús. Apareció en un portal de la calle Sant Vicent de Ador. / lp
Niño Jesús. Apareció en un portal de la calle Sant Vicent de Ador. / lp

Unos desconocidos sustrajeron seis de las once tallas del Belén de la plaza del municipio de Ador, pero aún están desaparecidas la Mare de Déu y el rey Baltasar

Ó. DE LA DUEÑAADOR.

El gobierno de Ador tendrá que esmerarse un poco más en la próxima Navidad para impedir que se repitan algunos actos vandálicos de este año. Como si de una broma se tratara, alguien sustrajo el día de Reyes seis de las once figuras del Belén que el Ayuntamiento monta cada año junto a la iglesia, en la plaza. Este conjunto escultórico se ubica en uno de los márgenes del acceso al templo, en plena calle, y cuenta con una valla de seguridad.

Aún así, algunos vándalos no tuvieron mejor idea que saltar ese perímetro y llevarse algunas de las tallas. Todas están elaboradas a escala humana, por lo que lo que se echaron en falta enseguida, como destalló ayer el alcalde de Ador, Joan Faus. «Pusimos una denuncia ante la Guardia Civil, para que tuvieran conocimiento del robo del material municipal», precisó el primer edil.

Todo el mes de enero ha pasado y nada se ha sabido de estas figuras. Faltaban entre otras el Niño Jesús, la Mare de Déu, algunos pastores y varios borreguitos. Lo rocambolesco de esta historia no acaba aquí. Para sorpresa del alcalde de Ador, vecinos y devotos las piezas comenzaron a aparecer por entregas a partir del pasado viernes por la noche, como si un folletín cualquiera se tratara.

'Jesuset', en San Vicent

«La madrugada del sábado alguien llamó al timbre de una vivienda de la calle San Vicent. Era más de la una. El propietario de la casa salió y se topó con el Jesuset», relato Faus. Los operarios municipales recogieron esta pieza a primera hora de ayer y la trasladaron a dependencias municipales.

El alcalde comentó que esa misma noche siguió la fase de entregas: «El sereno me envió unos mensajes a media noche avisándome de que había hallado en la calle Bisbe Amigó un borrequito y un 'pastoret'. Otro borrego apareció en la casa de un matrimonio de edad más avanzada, que, al parecer, no oyó si alguien llamó a su puerta durante la madrugada.

«Gente correr»

Lo que sí aseguró Faus es que los dueños de la vivienda de Sant Vicent escucharon a «gente correr» después de que sonara su timbre, pero no vieron a nadie. Por el momento siguen desparecidas otras figuras: la Mare de Déu y el Rey Baltasar.

El primer edil cree que esto ha sido una «gamberrada», pero que tiene muy poca gracia: «Este material es de todos y, además, hace poco que el conjunto escultórico se sometió a una restauración que costó cerca de mil euros. Es un grupo al que se le tiene mucho cariño en Ador».

Faus confía en que la Benemérita mantenga sus investigaciones y averigüe quién o quiénes han sido los culpables de esta fechoría que ha tenido al pueblo en vilo durante justo un mes.

«Si alguien tiene las figuras que faltan debe pensar que son de Ador y que no suyas. Debe devolverlas», agregó. Finalmente, Faus destacó el valor sentimental de todas las piezas: «Desde hace más de 12 años se instalan en la plaza de la iglesia cada Navidad, forma parte de la historia de Ador».

Más

Fotos

Vídeos