Un juez envía a prisión a un hombre por robar coches con violencia en Bellreguard, Calp y l'Alqueria

La Policía Local de Gandia arresta al individuo, de nacionalidad lituana, tras asaltar a tres personas para sustraerles sus vehículos

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

Un juez de Gandia ha enviado a prisión a un hombre de nacionalidad lituana tras apoderarse, supuestamente, de tres coches mediante robos con violencia en Calp, l'Alqueria de la Comtessa y Bellreguard. El delincuente, de 30 años, fue arrestado en Gandia por efectivos de la Policía Local en una operación en la que participaron agentes de la Guardia Civil de la capital de la Safor y de Oliva.

Los agentes de la Benemérita seguían los pasos de este individuo, desde el pasado viernes sustrajo el primer vehículo en la localidad alicantina de Calp. El hombre, supuestamente, asaltó a una joven de 30 años que iba a entrar en su coche, según informaron fuentes judiciales.

Al parecer, añadieron, «tenía prisa por salir de Calp, es posible que quisiera huir de algo o alguien». Sustrajo con «intimidación» las llaves a la chica y comenzó su periplo por la Comunitat Valenciana. El ladrón tomó la N-332 en dirección norte «a gran velocidad y con una conducción temeraria».

Esto hizo que varios conductores dieran parte a los servicios de emergencia y a los cuerpos de seguridad, que impulsaron un dispositivo para cazarle a lo largo de la jornada.

El hombre atravesó varias localidades, entre ellas Oliva, y al llegar a l'Alqueria dejó el turismo que conducía y se apropió de otro mediante la misma táctica. Sorprendió a una mujer de 50 años que salía de trabajar de un almacén y le robó su turismo también con violencia e intimidación.

Pero en l'Alqueria ya le esperaban los efectivos de la Guardia Civil, donde comenzó una persecución por la travesía de la N-332. El delincuente, al verse acorralado, opto por abandonar el turismo y cruzar algunas de las estrechas calles que hay entre l'Alqueria y Bellreguard y se camufló entre algunos huertos.

Un tiempo después, apareció en las afueras de Bellreguard, donde repitio su estrategia, asaltó a un hombre de 37 años y le robó su coche.

Con este vehículo se dirigió hacia Gandia, con la intención de seguir hacia Valencia, pero efectivos de la Guardia Civil de Gandia y Oliva le volvieron a interceptar y le siguieron. Fue arrestado por agentes de la Policía Local. El ladrón ha pasado el fin de semana en los calabozos del retén de Gandia. El lunes pasó a disposición judicial.

Ronda de reconocimiento

El magistrado tomó declaración a varias de las víctimas e incluso hizo una rueda de reconocimiento para que se identificara al delincuente. Tras tomar declaración al supuesto ladrón, el juez decretó su entrada incondicional en prisión, acusado de hasta seis penas: tres robos con violencia, delito contra la seguridad vial, conducción temeraria y desobediencia a las fuerzas de seguridad.

Desde media mañana de este lunes, el ciudadano de Lituania está en la cárcel de Picassent a la espera de juicio. El magistrado local instruirá el caso en las próximas semanas y, si todo va bien, en unos meses podría celebrarse la vista en una sala de lo penal, donde el presunto ladrón se enfrenta a varios años de prisión, dado que el robo con violencia está penado con entre dos y cinco años.

Fotos

Vídeos