Los jabalíes causan daños en el campo por más de 5,5 millones al año

Los agricultores tildan la situación de «alarmante» y exigen a los gobiernos que actúen para frenar la reproducción y los destrozos agrarios

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

Los daños que generan las manadas de jabalíes en la Safor superan ya cualquier cifra imaginable. La constante presentacia de estos animales salvajes en las zonas de cultivo y en el entorno urbano de la comarca buscando alimento y agua, causa destrozos que superan los 5,5 millones de euros.

Esta cantidad económica es alarmante y pone de manifiesto la urgente necesidad de que las administraciones actúen ante el aumento incesante de este tipo de puercos salvajes. Pese a que se han realizado batidas en los últimos años en términos como Xeraco y La Font, la población de este mamífero sigue creciendo.

De hecho, los daños que generan estos animales salvajes en las zonas agrícolas de la comarca son una de las principales preocupaciones de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA), como detalló ayer Vicent Faro, dirigente de la entidad, quien dio un dato alarmante: «No conozco ninguna parcela de la Safor que no haya sufrido daños por parte de los jabalíes. Es alarmante».

El representante de los agricultores dijo que la situación es «casi de urgencia». Los destrozos que causan estos verracos salvajes son de tal embergadura que desde el colectivo han cifrado en 50 euros por hanegada los costes de reparación de los desperfectos.

Campos en activo

Faro explicó que en la comarca «hay unas 113.000 hanegadas de terreno tanto de cultivo de cítricos como de campos en activo, lo que hace que el coste estimado de reparación de daños sea de 5,6 millones en un año». Estos cálculos se han formulado en función de los ataques de los jabalíes a parcelas o casas de aperos en 2017. Además, detalló las hanegadas por zonas.

El representante de AVA comentó que sólo los municipios que están dentro del Riu d'Alcoi, desde Villalonga a Gandia, suman unas 35.000 hanegadas; Marxuquera reúne 15.000, mientras que la zona de Oliva cuenta con otras 15.000. Entre Xeresa, Xeraco y Tavernes se cifran en más de 50.000.

En AVA sostienen que en todas ellas se han producido daños, que al precio de 50 euros, da como resultado un montante de 5,6 millones. Esta cantidad es «desorbitada» . Por ello emplazó a las autoridades, locales, provinciales y autonómicas a «buscar soluciones inmediatas».

Faro explicó que el problema que se ha generado con los jabalíes es «grave», ya que son muchos los factores que se han conjurado para multiplicación de los ejemplares.

«No tienen un depredador natural y si salen de la montaña hallan comida y bebida en huertos y entornos urbanos», agregó. De hecho es justo lo que sucede: «La sequía hace que no haya agua en las montañas y que salgan de la zona forestal para buscarla».

Entran en huertos, incluso rompiendo vallas, y con el hocico crean agujeros de hasta un metro de diámetro en busca de agua. «Excarvan en la tierra húmeda y rompen las canalizaciones del riego por goteo». Además encuentran vulvos y raíces con las que se alimentan y esto les permite reproducirse con celeridad.

Ediles de agricultura de la Safor y la Marina se han puesto a trabajar ya, convocados por Oliva, para intentar dar con una solución a este problema.

Más

Fotos

Vídeos