Iberdrola adecuará en Oliva dos kilómetros de línea aérea de la Marjal para proteger las aves

El cableado de las torres es la primera causa de mortalidad de la avifauna y es una amenaza para el plan de reintroducción del águila pescadora

ROCÍO ESCRIHUELA OLIVA.

La compañía eléctrica Iberdrola reformará un total de 2,152 kilómetros de línea aérea de media tensión en el término municipal de Oliva, dentro del área de la Marjal Pego-Oliva, con el fin de proteger la avifauna que habita en la zona. Así consta en el proyecto que la empresa ha remitido al ayuntamiento para la reforma de la red para colaborar en el proyecto de reintroducción del águila pescadora que llevará a cabo el equipo técnico del CSIC y la Fundación Migres, junto a Magic&Nature. El tramo de más de dos kilómetros supone casi el 50% del espacio afectado ya que la superficie total asciende a 4,397 kilómetros.

Según explicó la edil de Medio Ambiente, Imma Ibiza, la actuación de la empresa eléctrica consistirá en eliminar, soterrar y colocar medidas de protección en los postes para disminuir la mortandad de las aves. Esta actuación llega tras la firma de un convenio entre Iberdrola y la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente en mayo del 2017, en el que la compañía eléctrica se comprometió adecuar un mínimo de 500 torres anuales, atendiendo a las prioritarias marcadas por la Generalitat. Entre las seis zonas marcadas como preferentes se cita a la Marjal Pego-Oliva.

La normativa estatal establece la financiación a las compañías eléctricas para corregir, anular o solucionar el tendido eléctrico dentro de las áreas catalogadas como Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA). El convenio entre la administración autonómica y la empresa permite la adecuación de las torres eléctricas sin tener que esperar que el Gobierno apruebe una partida presupuestaria para dicha finalidad.

Ahora, el proyecto de reintroducción del águila pescadora tiene previsto que lleguen de forma escalonada 50 ejemplares en los próximos cinco años al parque natural. Con dicha actuación, la recuperación del ave rapaz podría ser una realidad en breve. Además, ayudaría a aumentar la probabilidad de éxito de recuperación de la especie tras salvar el primer enemigo de supervivencia de la avifauna en la Marjal.

Actuación bienvenida

Ibiza señaló que «cualquier acción dirigida a rectificar y mejorar las torres eléctricas para disminuir la siniestralidad de la avifauna, así como aumentar la probabilidad de éxito para el proyecto de reintroducción del águila pescadora, será bienvenida». Aunque la concejal recordó que «todavía queda mucho camino por hacer» en este proyecto.

El tendido eléctrico es la principal amenaza de la especie en su regreso al entorno del parque natural y las medidas de prevención contra la electrocución y la colisión aumentan la supervivencia de las especies.

En el año 2016, Oliva ya destinó una partida económica para reparar tres torres eléctricas, que estadísticamente generaban un índice de siniestralidad de la avifauna muy elevado, y que estaban dentro del término municipal, pero no en el área protegida como ZEPA.

Fotos

Vídeos