El Hispagan enamora a su público y encumbra a Rubio como rey de la EBA

Los jugadores del Hispagan Gandia celebran su victoria en la cancha del pabellón local. / natxo francés
Los jugadores del Hispagan Gandia celebran su victoria en la cancha del pabellón local. / natxo francés

El técnico gandiense suma tres campeonatos regulares de los últimos cuatro que se han disputado y aspira a un nuevo ascenso

S. ROCA GANDIA.

No falló a su cita con la gloria el Hispagan ni tampoco su técnico, Víctor Rubio, que con su victoria ante el UCAM Murcia (81-60), consiguieron el título de campeones de la fase regular por un lado, y la condición de rey indiscutible de la EBA para el técnico que con la de esta temporada, suma tres de las ultimas cuatro temporadas imponiéndose en la liga. Queda lo más difícil, pero el camino ya está hecho puesto que las victorias conseguidas en este primer tramo del campeonato y el sorteo del calendario que ayer determinó que tres de los cinco partidos se jugarán en casa, sitúan a los gandienses como grandes favoritos.

El calendario dictamina una primera jornada fuera de casa en Benidorm, pero posteriormente otros tres como local con el público empujando como hasta la fecha. Murcia, Paterna y Alfàs deberán venir a Gandia, y Valencia será la segunda visita. Rubio restó importancia al título oficioso de campeón: «Para mí era más importante ganar el partido, pero sobre todo de la forma que lo hicimos»

Sobre el público dijo: «No me canso de decirlo. Antes de salir a la pista me encontré con el entrenador rival y lo primero que me dijo es las ganas que tenía de venir a jugar a Gandia por el ambiente. Imaginaros lo increíble que es para los que jugamos como locales. Nos sentimos muy fuertes cuando las cosas no van bien y extremadamente seguros cuando las cosas van bien encaminadas».

En cuanto a la victoria, el técnico declaró: «De todo lo que hablamos en la previa, la verdad es que salió casi todo salvo en la de evitar que Mendiola tuviera la relevancia que tuvo. En todo lo demás fuimos muy superiores, preparamos muy bien el partido y el mérito es de mis ayudantes y mis jugadores que son los que saltan a la pista».

El sorteo fue favorable y así lo reconoce Rubio: «Por suerte ha salido así, pero no me parece justo que los tres primeros no tuvieran la certeza de jugar tres en casa. Pienso que habría que cambiar esto. Las dos salidas es a canchas donde hemos perdido y no es fácil jugar allí».

La primera jornada va a ser clave para el técnico: «De ganar la primera sería fundamental y más si gana Murcia ante Valencia. Pero también puede pasar lo contrario. Tenemos que ir a Benidorm a ganar y luego sacar conclusiones. Lo que está claro es que ganando la primera jornada fuera, luego son dos partidos en casa y lo tendríamos muy de cara. La visita en la jornada cuarta a Valencia puede ser dramática, así que espero que podamos resolver antes».

El Hispagan llega en buena dinámica de juego y resultados y Rubio no quiere perder comba: «Vamos a dar un cierto premio por su trabajo pero volveremos a trabajar para no perder el ritmo. Nos hemos de liberar de tensiones pero hemos de sacrificarnos si luego queremos disfrutar de las victorias. Hemos rebajado en las últimas jornadas 18 puntos de media encajados y quiero que los jugadores sepan que el camino es el trabajo de las últimas semanas».

Ante Murcia destacaron los 22 puntos de Pope que además alcanzó 37 de valoración gracias entre otros aspectos a sus 13 rebotes. También fue brillante la aportación de Temple que anotó 21 puntos y valoró en 26, o los 11 de Vidal.

Fotos

Vídeos