Hacienda aplica un aumento del IBI en Gandia

Un grupo de personas camina frente al Ayuntamiento de Gandia. / lp
Un grupo de personas camina frente al Ayuntamiento de Gandia. / lp

El gobierno local afirma que pondrá en marcha «mecanismos legales» para impedir que los vecinos perciban el aumento de la tasa El ministerio incrementa un 4% el catastro para 2018 ante la falta de revisiones de los últimos años

Ó. DE LA DUEÑA

gandia. El gobierno local (PSPV y Més Gandia) inicia el año con un complicado escollo que sortear. El ejecutivo se ha topado con una orden ministerial que le obliga a subir el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) un 4% en 2018. Esta norma se publicó a finales del pasado diciembre en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y afecta a todos los municipios que están sometidos a un plan de ajuste y que no han revisado el catastro desde 2003.

Gandia cumple estas dos premisas y, por tanto, está dentro de las poblaciones que tendrán que aplicar un incremento de la tasa de propiedades del 4%. Esta medida no ha atemorizado al bipartito, que ayer sacó pecho y anunció que negociará con el Gobierno para que la ciudad quede exenta de esta medida que ha tomado el ministerio que dirige Cristóbal Montoro.

Si Hacienda no accede a esta solicitud, el ejecutivo de izquierdas pondrá en marcha «todas sus herramientas» para compensar este incremento y evitar que los bolsillos de los ciudadanos noten el incremento. La vicealcaldesa de Gandia, Lorena Milvaques; el portavoz del gobierno, José Manuel Prieto, y el coordinador general de Economía, Salvador Gregori, informaron ayer de la decisión tomada por Hacienda y que afecta de lleno a Gandia.

Publicación en el BOE

«El ministerio ha subido el Catastro desde que la norma se publicó en el BOE, pero el gobierno local impedirá que los ciudadanos perciban ese aumento», explicó Gregori, quien añadió: «Montoro nos obliga a subir este valor y Gandia hará todo lo necesario para que este incremento del IBI se compense a través de mecanismos legales de los que dispone el Ayuntamiento».

El incremento será compensado mediante cambios del tipo impositivo, aunque no se precisó en qué porcentajes. En estos momentos el valor catastral de los inmuebles de Gandia se multiplica por un 1,095%, lo que da como resultado el total que se abona en los recibos del IBI.

«Tramitaremos los cambios con la máxima celeridad para poder aplicarlos antes del 1 de marzo, que es la fecha límite para poder realizar la modificación del tipo impositivo. No vamos a permitir que otra vez, y por imposición del ministerio, los impuestos de esta ciudad aumenten», añadió.

Milvaques aseguró que se trata de una noticia «dura» tras recibir hace más de dos años, por parte de Hacienda, la imposición de un Plan de Ajuste para solucionar el «desbarajuste económico heredado del PP». «Dos años y medio después de haber cumplido con las obligaciones; de haber hecho los deberes como administración y como gobierno; de haber demostrado que estamos cumpliendo la hoja de ruta, pretenden imponer a toda la ciudadanía un incremento catastral de cuatro puntos. Pensamos que no es una respuesta adecuada».

«Imposición del ministerio»

La vicealcaldesa dijo que el ejecutivo ha estudiado el BOE y «la imposición del ministerio no deja lugar a dudas, pero el gobierno local hará lo que sea para hacer frente a esta norma y se pondrá del lado de la ciudadanía para pedir a Hacienda que el esfuerzo que ya se ha realizado en estos dos años y medio, se vea compensado».

Prieto calificó de «castigo» la subida ministerial, porque «supone penalizar a quienes han hecho los deberes. «Llegados a este punto los vecinos de Gandia no deben realizar más esfuerzos, porque ya nos han ayudado a poner orden en la casa de todas y todos. No vamos a consentir una nueva subida impositiva».

«Saldremos a la calle para recoger firmas casa por casa y tienda por tienda si es necesario, seremos igual de contundentes pidiendo un trato justo para la ciudadanía al igual que lo hemos sido afrontando con seriedad la gestión económica».

Los miembros del gobierno local pidieron al Partido Popular que esté con ellos en las peticiones que se van a realizar ante el Estado y culparon a la oposición de la deuda que arrastra Gandia. Desde el PP, el portavoz Víctor Soler, lamentó que el bipartito «primero insulte» y luego reclame ayuda.

Aún así, el edil aseguró que su formación estará ahí «siempre que se le llame para solucionar problemas de Gandia» y lamentó que en dos años y medio de gobierno de izquierdas no se les haya informado de ninguna medida, ni económica ni de otros proyectos.

Soler agregó que hay «soluciones ante la revaloración catastral». «Proponemos compensar el aumento, con una rebaja del tipo que fija el Consistorio. De esta manera los ciudadanos pagarían lo mismo en 2017 que en 2018», añadió.

«El PP lleva tiempo alertando de la nefasta situación económica del Ayuntamiento y de la ineficaz gestión de Diana Morant. Todo ello, a raíz de los informes de la Intervención Municipal, de la AIREF o de la ATA, que alertan del aumento de la deuda o el retraso en el pago a proveedores. Soler lamentó que socialistas y nacionalistas cargaran contra el Gobierno de España pese a que el Ejecutivo central «ha facilitado el abono del 60% de lo adeudado por el Ayuntamiento de Gandia».

Fotos

Vídeos