La Guardia Civil requisa un millar de plantas de marihuana en un chalé de Barx

Imagen del interior de la plantación en una casa de La Drova. / lp
Imagen del interior de la plantación en una casa de La Drova. / lp

Los agentes acceden a la casa de montaña en La Drova y arrestan a dos hombres tras hallar un invernadero y utensilios para cultivar la droga

C. GIMENO BARX.

La Guardia Civil se ha incautado de un millar de plantas de marihuana que estaban en un chalé de la urbanización La Drova en la localidad de Barx, donde crecían en recintos de interior habilitados para la conservación de este tipo de vegetales.

Los vecinos de esta zona de montaña se vieron sorprendidos a última hora de la tarde del lunes cuando los agentes de la Benemérita accedieron a la vivienda donde se hallaba la droga con el fin de incautar las plantas que allí se estaban cultivando.

Según ha podido averiguar este rotativo, fruto de la operación fueron detenidos dos varones. Uno de nacionalidad serbia y otro montenegrino. Entre 900 y 1.000 plantas se cultivaban en el interior de ese chalet de La Drova, donde hasta el momento nadie sospechaba nada.

Tras el registro se incautaron las plantas de marihuana, así como varios utensilios para su cultivo. Los detenidos habían dispuesto un sistema parecido a un invernadero con un entramado eléctrico de bombillas y ventilación para propiciar el crecimiento de las plantas.

La casa en la que se practicó el registro tenía un sistema de vigilancia exterior, para detectar posibles intrusos. La marihuana estaba repartida en dos instancias de grandes dimensiones en las que no quedaba espacio libre de tantas plantas como se amontonaban.

Esta no es la primera gran incautación que se practica en zonas aisladas de la Valldigna. En octubre de 2015, la Guardia Civil se incautó de una gran plantación de marihuana en la zona del Pla de Corrals de Simat de la Valldigna.

Puesto vigía en Simat

En esa ocasión se detuvieron a dos hombres de nacionalidad italiana que tenían hasta un puesto de vigía para evitar que les robaran las plantas en su parcela de la localidad de Simat. Tanto en la Drova como en Pla de Corrals se ven similitudes en estas dos incautaciones.

En ambos casos de trata de localidades de reducidas dimensiones en las que se instalan súbditos extranjeros en casas aisladas en las que pueden disimular con el vecindario sin levantar muchas sospechas de la actividad que realizan en el interior de la parcela.

En el caso del Pla de Corrals las plantas estaban en el exterior, mientras que ahora en la Drova estaban dentro del inmueble. La operación policial supone un duro golpe al tráfico de estupefacientes en la Safor. La importante incautación es una victoria contra el negocio oculto de la marihuana.

Fotos

Vídeos