Del Grau de Gandia a la gran pantalla

Mari Carmen y Rosario en la terraza del restaurante que regenta el hijo de la segunda en la calle principal del Grau. / l. gallego
Mari Carmen y Rosario en la terraza del restaurante que regenta el hijo de la segunda en la calle principal del Grau. / l. gallego

El vídeo elaborado por la Agència Valenciana de Turisme se utilizara para publicitar la Comunitat Valenciana en las ferias de todo el mundo Mari Carmen y Rosario se estrenan como actrices para promocionar su barrio

LEYLA GALLEGO GANDIA.

El último vídeo promocional de la Comunitat Valenciana ha convertido a Rosario y Mari Carmen en dos estrellas. Ambas son vecinas del barrio pesquero de Gandia y aunque ninguna de las dos es de autóctona de Gandia, se definen a sí mismas como «graueras de corazón». La calle peatonal del distrito, ha pasado a ser su particular paseo de la fama donde vecinos y conocidos se acercan a darles la enhorabuena por su último trabajo.

Hace unos meses, la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, se trasladó hasta la capital británica para promocionar la Ciudad Ducal como destino turístico. Dentro del marco de acciones de promoción se encontraba una pieza audiovisual creada por la Agència Valenciana de Turisme en la que aparecían vecinos de toda la Comunitat Valenciana narrando las virtudes del estilo de vida mediterráneo.

Gandia era una de las ciudades que contaba con mayor representación tanto de imágenes como de testigos, los cuales aseguraban que el día a día en el litoral valenciano ofrece infinidad de ventajas y por ello «es la mejor forma que uno puede escoger para vivir la vida».El hijo de Rosario regenta uno de los restaurantes más conocidos del barrio, establecimiento que durante muchos años estuvo bajo el mando de sus padres. Cuando se planteó la idea de grabar el vídeo promocional, los responsables de turismo de Gandia no dudaron en acudir a Federico, el hijo de Rosario, para que le propusiese a unas enamoradas de su barrio participar en él.

Dicho y hecho. Una mañana de agosto, sin previo aviso, Mari Carmen volvía de la playa y en su mesa de siempre la estaba esperando Rosario para su tradicional cita de cada mañana. Pocos minutos después, llegó un equipo técnico cargado con cámaras, maquillaje y atrezzo, y como si de una producción hollywoodiense se tratase y casi sin darse cuenta, en cuestión de diez minutos ambas se encontraban frente al objetivo.

No tenían guión, pero tampoco lo necesitaban. Su misión era contarle al mundo cómo se vive en su tierra y como dice el refrán, la experiencia es un grado. Para ambas es todo un lujo vivir frente al Mediterráneo, pues para ellas no hay nada como levantarse y ver salir el sol por el horizonte.

Ambas han pasado la mayor parte de su vida allí, han visto crecer a sus hijos en las calles de ese barrio mientras ellas trabajaban. Mari Carmen fue durante tres décadas la secretaría de la Cofradía de Pescadores y Rosario siempre trabajó junto a su marido en cualquiera de los múltiples negocios que ha regentado el matrimonio en el distrito.

Ahora, le han dejado el relevo a las nuevas generaciones, mientras tanto ellas se dedican a promocionar el barrio de su corazón, el Grau.

La cita de cada mañana

Todas las mañanas, Mari Carmen y Rosario se reúnen, junto a un nutrido grupo de amigas, en el bar de Federico para almorzar y ponerse al día sobre la situación de todas las agrupaciones y colectivos del barrio en los que participan. Es tan conocida esta cita entre los vecinos del Grau que les han llegado a sacar un apodo, 'las chicas de oro'.

Son abuelas, amas de casa, algunas de ellas viudas, pero todas superan la barrera los 70 y no han perdido ni un ápice de energía. Forman parte activa de todas y cada una de las asociaciones del barrio marítimo, son falleras, recogen comida para los más necesitados e incluso fueron las impulsoras de una de las tradiciones más arraigas y con más fervor en el barrio, el desembarco de la Mare de Déu Blanqueta.

Las nuevas estrellas del barrio grauero no pueden estar más contentas con el éxito que ha tenido su participación, y a pesar de que no sabían que el vídeo se iba a proyectar en espacios internacionales como la World Travel Market que se celebra en Londres cada año, ambas aseguran que volverían a repetir la experiencia si de promocionar el Grau de Gandia se tratase.

Más

Fotos

Vídeos