El gobierno de la Vall privatizará los servicios de jardinería para cuatro años por dos millones

Jardines del paseo Lepanto en Tavernes de la Valldigna. / c. g.
Jardines del paseo Lepanto en Tavernes de la Valldigna. / c. g.

El ejecutivo aprueba en un pleno de urgencia el expediente para ceder la gestión entre críticas de los partidos de la oposición

C. GIMENO TAVERNES.

El Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna va a externalizar los servicios de jardinería de la ciudad. En el pleno de la noche del lunes, el ejecutivo que preside Jordi Juan llevó por urgencia el expediente en el que aparecen los condicionantes para las empresas que quieran optar a llevar el mantenimiento de las zonas verdes de la Vall. Hasta ahora estas tareas las realizaba directamente con su personal de jardinería, por lo que ahora se pasa a una gestión privada de un servicio público.

Se trata de un contrato de cuatro años de duración con posibilidad de tener una prórroga de dos años más. El pliego marca un presupuesto cercano a los 400.000 euros anuales más IVA, lo que implica que el montante de la adjudicación ronde los dos millones de euros. La propuesta sólo contó con los votos favorables del grupo de Compromís.

El PSPV y EUPV votaron en contra, mientras que el PP se abstuvo. La edil de Servicios, Llum Sansaloni, explicó que se trata de la contratación del servicio de conservación y mantenimiento de espacios ajardinados.

La intención del ejecutivo es externalizar las tareas de jardinería municipal a partir del 1 de julio del presente año. Sansaloni indicó que, tras la experiencia en la gestión del gobierno municipal, lo más aconsejable para tener en óptimas condiciones las zonas ajardinadas era optar por este tipo de contratos. Según indicó la concejal, los actuales cuatro jardineros que tiene el consistorio pasarían a integrarse en las tareas de la brigada municipal. La edil será un proceso abierto.

Precio a la baja

El alcalde, Jordi Juan, añadió que la posible baja de este servicio no está limitada, de forma que se podría reducir el gasto estimado en el pliego. Desde la oposición criticaron esta concesión impulsada por el ejecutivo nacionalista. María Ciscar, del PP, señaló que sería mucho más barato contratar a tres nuevos jardineros para que se sumaran a los cuatro actuales.

De esta forma se llegarían a los siete jardineros que es lo que marca el pliego de la nueva contrata de jardines. El portavoz del PSPV, Víctor Borràs, calificó de «sospechoso que algunos pliegos necesiten tres años de prórroga para redactarse y este pliego llega por urgencia, en el último minuto y con erratas». Borràs fue más allá y señaló que se podría hacer pensar que se quieren «consolidar algunos contratos».

Por su parte, Eduardo Bononad, de EUPV fue muy crítico «se podría hacer esta tarea con personal propio y no es necesario contratar a ninguna empresa externa». Consideraba que si los 400.000 euros anuales se destinan a personal interno del consistorio se mejorarían muchísimo las zonas ajardinadas.

Fotos

Vídeos