El gobierno confía en rebajar con bonos los 200 euros que costarán las escoletas

Acceso principal a la Escoleta del Centre Històric de Gandia.
Acceso principal a la Escoleta del Centre Històric de Gandia. / lp

Gandia espera tener lista la cesión antes del inicio de curso y garantiza la atención y el PP recrimina al Ejecutivo que el servicio no sea «gratis ni público»

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El gobierno local (PSPV y Més Gandia) confía en rebajar las tarifas previstas para las mensualidades de la red de Escoletes cuando esté operativa la nueva concesión, ya que según el pliego de condiciones económicas, publicado hace unos meses, se establecían precios de 200 euros.

Esta cantidad es casi el doble de las cifras que han abonado los padres durante los últimos cuatro años por llevar a sus pequeños a las guarderías municipales. El documento económico se dio a conocer hace meses y ya establecía unos precios elevados con el fin de que el servicio fuera rentable y no deficitario.

Para que los padres obtengan descuentos se espera a que se impulsen bonos de varios tipos, familiares por ejemplo, o que lleguen ayudas de la Generalitat relacionadas con rentas económicas bajas. El gobierno local no puede inyectar partidas económicas en este servicio, ni en ningún otro, ya que la Ley de Haciendas Locales impide que un consistorio inmerso en un plan de ajuste haga frente a servicios públicos.

Esto quiere decir que las actividades municipales tienen que costearse por sí solas. De ahí los aumentos en los últimos años en tarifas relacionadas con la cultura o el deporte en Gandia. Ahora, una vez que concluye la primera contrata que han tenido las guarderías de Gandia, el gobierno local ha impulsado una nueva concesión.

Esto contrasta con las promesas de campaña de los partidos del gobierno, PSPV y Més Gandia, que aseguraron que revertirían la concesión y este servicio se impartiría mediante gestión pública.

Pero, finalmente, el edil José Manuel Prieto lamentó ayer que se ha ya antepuesto «la realidad al deseo». El ejecutivo no puede asumir este servicio, ni ningún otro, al estar dentro de un plan de ajuste y tener unas arcas públicas esquilmadas. Por ello, el bipartito mantiene el sistema impulsado por el Partido Popular en la anterior legislatura.

Mejoras en la contrata

Prieto aseguró que habrá mejoras en la nueva contrata. El edil anunció ayer que la Junta de Gobierno dio el visto bueno este lunes a dos documentos de cara a la licitación definitiva, que esperan que esté formalizada antes de que arranque el nuevo curso escolar para los más pequeños.

En cualquier caso, el socialista quiso trasladar mensajes de tranquilidad: «Durante el verano las Escoletes estarán operativas para las familias que las necesiten y el curso arrancará con normalidad», aunque no haya finalizado el plazo de concesión. El concejal indicó que el proceso que se ha iniciado es «abierto» y no negociado, como ocurrió en la pasada legislatura. Además, precisó que se tendrán en cuenta al 50% «los criterios económicos y educativos».

De hecho, en este segundo apartado se tendrán en cuenta tanto los planteamientos didácticos como el personal con el que se cuente en el nuevo equipo. Además, se espera que la empresa que se haga cargo del servicio educativo imparta enseñanza trilingüe, castellano, valenciano e inglés.

Por otro lado, desde el PP, el portavoz Víctor Soler, lamentó la gestión que ha hecho el bipartito de las Escoletes: «Los hechos nos dan toda la razón. Ellos mintieron. Todo era mentira. Les Escoletes no serán ni públicas, ni gratuitas». «Primero eliminaron las ayudas municipales para la escolarización de los hijos, cuyas familias no podían pagarlo. Segundo, duplican las tarifas de las mensualidades de les Escoletes. De 100 euros al mes, pasarán a pagar 200 euros», finalizó el popular.

Fotos

Vídeos