Gandia y Xeraco comparten la gestión de l'Auir mientras se resuelve la titularidad de la playa

Área de regeneración dunar de la playa de l'Auir ubicada en el término municipal de Gandia, con la playa de Xeraco al fondo. / r. escrihuela
Área de regeneración dunar de la playa de l'Auir ubicada en el término municipal de Gandia, con la playa de Xeraco al fondo. / r. escrihuela

El Institut Cartogràfic espera la documentación de la Ciudad Ducal que servirá para tomar la decisión tras un año de conflicto entre las partes

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

Gandia y Xeraco han dejado atrás la disputa de hace un año sobre la titularidad de los 600 metros de la playa de l'Auir. Lejos de continuar polemizando sobre la propiedad de la costa que delimita los dos municipios, ambos ayuntamientos han optado por repartirse la gestión de este tramo del litoral y han dejado en manos de las administraciones superiores la decisión sobre a quien pertenece. A pesar de que ambas localidades siguen defendiendo ese tramo como propio, los dos consistorios han buscado la mejor fórmula para defender esta área protegida de la costa.

Según explicó a LAS PROVINCIAS el edil gandiense de Gestión del Territorio, Xavier Ròdenas, tras desatarse la polémica hace casi un año, los dos ejecutivos decidieron formar un grupo de trabajo para cogestionar las labores de mantenimiento y limpieza de ese tramo del litoral y dejar el conflicto sobre la titularidad al margen. «Mientras el Institut Cartogràfic Valencià no decida quien es el propietario, hemos decidido gestionar la playa con cordura y entre ambas partes».

«Tanto Gandia como Xeraco queremos lo mejor para l'Auir, porque ningún gobierno buscar especular en esa zona, así que nos hemos puesto de acuerdo para realizar todos los trabajos, independientemente de quien sea al final el propietario», señaló el edil gandiense. De hecho, hace dos semanas, las partes implicadas se reunieron por última vez para coordinar las labores de nidificación de las aves ya que dicho periodo comienza en abril.

Además, en menos de un mes, el 15 de marzo, fecha marcada por las administraciones locales para el inicio de la temporada estival, las playas deberán estar listas para recibir a los primeros turistas. Y en estos momentos, las dos partes tratan de acordar los servicios de mantenimiento y limpieza. Deben colocarse las pasarelas de madera y otros servicios para que los bañistas tengan la playa en condiciones.

Ròdenas explicó que existe una «incongruencia» entre administraciones, ya que para Demarcación de Costas, la titularidad de ese tramo corresponde a Gandia, mientras que para el Consell, Xeraco es la propietaria de los 600 metros de costa conflictivos. Ante estas circunstancias, ambos municipios esperan una resolución definitiva.

Decisión final

La última palabra respecto a la propiedad la tiene el Institut Cartogràfic Valencià, una entidad que depende de la Conselleria de Territori i Habitatge, que anunció el pasado mes de marzo que elaboraría un estudio para dilucidar la titularidad de ese tramo de costa. Una decisión que todavía no está tomada ya que el departamento autonómico pidió información a las dos partes afectadas.

Xeraco ya hizo entrega al Institut Cartogràfic de toda la documentación donde quedaban reflejados los motivos por los que reclamó el año pasado dicho terreno, ya que tenía los informes preparados con anterioridad. El alcalde del municipio, José Tejada, apuntó ayer que el consistorio todavía no tiene respuesta por parte del organismo autonómico y «mientras el Institut Cartogràfic no se manifieste, no se puede resolver la duda».

Por su parte, desde el ejecutivo de la Ciudad Ducal, Ròdenas señaló que Gandia todavía no ha entregado la documentación, que servirá para que la administración autonómica tome una decisión. «Desde el ayuntamiento, solicitamos un poco más de tiempo para poder elaborar los informes, ya que Xeraco los tenía preparados pero nosotros no», apuntó el edil, quien matizó que «defenderemos con argumentos lo nuestro».

Ha pasado un año desde que se iniciara el conflicto entre Gandia y Xeraco y la solución continúa sin llegar, pero al menos, durante estos meses, ambas partes han sabido consensuar las decisiones sobre la gestión de la playa en beneficio de todos.

Fotos

Vídeos