Gandia retoma la inspección de apartamentos turísticos tras aflorar 382 casas ilegales en 2017

Agentes de la Policía Local de Gandia comprueban los datos de una vivienda durante una inspección efectuada el verano pasado. / àlex oltra
Agentes de la Policía Local de Gandia comprueban los datos de una vivienda durante una inspección efectuada el verano pasado. / àlex oltra

Agentes de la Policía Local y técnicos de la Agència Valenciana de Turisme inician el control de las casas vacacionales que no están registradas

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

El Ayuntamiento de Gandia y la Agència Valenciana de Turisme (AVT) retomaron ayer la inspección a apartamentos turísticos del litoral con el objetivo de erradicar el intrusismo en las viviendas de alquiler. La campaña, al igual que el verano pasado, se realiza conjuntamente entre la Policía Local y los técnicos de la AVT, que supervisan cada vivienda para detectar aquellas que no cumplen con la normativa y no están inscritas en el registro oficial.

La primera fase de esta campaña que se inició ayer continuará hoy y mañana y se prolongará tres días más durante la próxima semana aprovechando las fiestas de Pascua que es una época donde ya han comenzado a arrendarse los primeros apartamentos y los propietarios ponen a disposición de los clientes las viviendas para comprobar su estado antes de alcanzar un acuerdo. Las características de seguridad, accesibilidad, habitabilidad o medidas contra la protección de incendios son clave para garantizar un arrendamiento en condiciones a los usuarios.

El ejecutivo, en la lucha por impulsar el turismo de calidad, ha renovado su convenio con la AVT en las mismas condiciones que el año pasado en cuanto a número de efectivos y turnos de inspección para hacer una apuesta conjunta en defensa de los intereses de los empresarios, profesionales y trabajadores del sector. Además, de defender los derechos de los usuarios de estos servicios turísticos, conscientes del daño económico que causa el intrusismo.

Los agentes comenzaron ayer las inspecciones que se prolongarán hasta el jueves de la próxima semana

El éxito de la campaña que se inició el pasado 1 de agosto y se prolongó hasta el 15 de diciembre ha llevado al Consistorio a seguir apostando por este proyecto conjunto que el año pasado hizo aflorar 382 apartamentos ilegales. Tras finalizar el periodo de inspección anterior, el ejecutivo ya anunció su intención de continuar colaborando con la AVT, y por este motivo, hace apenas un mes, los técnicos se desplazaron hasta la ciudad para impartir a los agentes una jornada formativa previa al inicio de esta campaña.

Resultados positivos

El portavoz del ejecutivo, José Manuel Prieto, indicó ayer que el objetivo de ambas administraciones era iniciar las inspecciones antes de iniciarse la temporada estival. El concejal destacó que Gandia se suma nuevamente al proyecto en las mismas condiciones que el año anterior fruto de los buenos resultados que se obtuvieron en esta iniciativa pionera. Desde el ejecutivo son conscientes que este proyecto de lucha contra el intrusismo ayuda a la profesionalización del sector.

Y es que Gandia fue la primera ciudad en adherirse al proyecto piloto impulsado por la Agència Valenciana de Turisme, y que este año tiene previsto extenderse a otros municipios de la Comunitat Valenciana. El secretario autonómico de la AVT, Francesc Colomer, ha indicado que «el intrusismo es una constante preocupación de nuestro sector turístico, por lo que necesitamos una estrategia global para combatirlo». La implicación municipal contribuirá a tener un rendimiento más eficiente en cada municipio turístico.

La aportación de la Policía Local se centra en el marco de las competencias municipales y es la encargada de recabar información con el fin de identificar viviendas vacacionales que no publiciten el número de inscripción en el registro de empresas, establecimientos y profesiones turísticas.

La normativa autonómica en materia reguladora de Turismo permite solicitar la colaboración de las fuerzas de seguridad del Estado, Policía autonómica y Policía Local, como ayuda en cualquiera de estas actuaciones de vigilancia. El dispositivo debe controlar que el propietario o gestor responsable de la vivienda de vacaciones tenga el apartamento inscrito en el registro de empresas. Además, desde la Agència Valenciana de Turisme hacen especial hincapié en que la campaña autonómica de lucha contra los apartamentos ilegales también se centra en vigilar los canales de comercialización y de publicidad de las viviendas turísticas.

Los datos del año pasado hicieron aflorar un total de 1.362 viviendas en el litoral de la Safor. Oliva, con 510 casas detectadas, fue el municipio donde mayor cantidad de apartamentos ilegales se hallaron, seguido de Gandia con 382, Xeraco con 180 y Tavernes con 100.

Fotos

Vídeos