Gandia resuelve el contrato del gestor de Perú 57 para recuperar las viviendas sociales

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El coportavoz del gobierno, José Manuel Prieto, indicó ayer que la Junta de Gobierno aprobó la resolución definitiva de la concesión otorgada en 2009 sobre la parcela de la calle Perú, 57, ante la falta de mantenimiento y conservación de estas viviendas sociales.

El edil indicó que se le ha acabado la paciencia al Ayuntamiento de Gandia, «que debe velar para que se cumplan todos los contratos y sus obligaciones», declaró Prieto, quien agregó que los motivos legales para la medida adoptada pasan por el incumplimiento de la «cláusula 21 del pliego de condiciones, al haberse desestimado los dos requerimientos para la reparación de daños, el incumplimiento para que no se han mantenido las instalaciones en condiciones higiénico-sanitarias, o el impago del canon».

Prieto indicó que todo «ha sido desatendido por la concesionaria». «Todo ha sido incumplido. También la Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas prevé la extinción de las concesiones demaniales por impago del canon, que junto con las anualidades que se deberían haber satisfecho asciende a un total de 429.000 euros, apostilló.

Los informes de los técnicos (jefe de Contratación, Intervención y Asesoría Jurídica) determinan que la indemnización sólo procede en caso de rescate, para definir así la LPAP y para señalar así en la escritura de esta propiedad, y por lo tanto no hay que reconocerla.

La indemnización, dicen sentencias del Tribunal Supremo que se acompañan a los informes, es improcedente cuando hay un incumplimiento de la concesionaria de sus obligaciones. «La indemnización sólo es posible en caso de rescate anticipado, y en anteriores Juntas de Gobierno este Ayuntamiento desestimó el rescate solicitado por la mercantil: no podemos rescatar a quien no ha cumplido desde el primer día». aclaró Prieto.

Fotos

Vídeos