Gandia renuncia a los 45.000 euros del alquiler que pagaba la UV en el Tossal

Fachada de la sede la Universitat de València ubicada en el edificio Tossal. / LP

El PP exige al gobierno que explique por qué suprime el pago y el ejecutivo recuerda que los populares dieron más espacio al centro

LEYLA GALLEGO GANDIA.

El pasado 29 de mayo el Ayuntamiento de Gandia aprobó, en Junta de Gobierno, la cesión de las tres primeras plantas del edificio Tossal más cinco plazas de aparcamiento, todo ello de propiedad municipal, a la Universitat de Valéncia (UV) por un período de 30 años, sin el pago de un alquiler, como venía ocurriendo hasta ahora. Además, el consistorio acordó el pago de las facturas de luz y agua que se generen durante el tiempo que dura el pacto.

Una de las primeras medidas implantadas por el anterior gobierno de Arturo Torró fue la de desechar la idea de instalar la sede de la UV en el antiguo edificio de Correos y ubicarla en el inmueble de la calle Tossal. La UV firmó con el consistorio un pacto por el que acordó pagar 45.000 euros anuales, en concepto de alquiler.

Con este acuerdo el Ayuntamiento cobraba 3.622 euros al mes más luz y agua, pasando a partir de ahora, a ser totalmente gratuitos para la institución. El Partido Popular criticó ayer en una rueda de prensa la «opacidad» con la que se ha llevado a cabo este convenio, del cual no se informó a la opinión pública.

El portavoz del PP, Víctor Soler, aseguró que los informes técnicos «reflejan claramente, que no se ha producido ningún cambio de criterio, ni servicio, que avale este convenio gratuito».

El PP remarcó que no está en contra de ceder edificios públicos a una universidad, siempre y cuando «sea motivado y debidamente explicado, situación que no se ha producido, porque los informes técnicos no respaldan la decisión». Soler dijo que el PP «entendería este cambio de criterio, si se hubiese anunciado la implantación de nuevos cursos o grados, cosa que no se ha producido, por lo que no vemos motivo que justifique esta decisión».

El edil recordó que en el anterior gobierno, del PP, estuvo en negociaciones para implantar el grado de Enfermería de forma presencial en la sede de Gandia, con el fin de atraer jóvenes estudiantes.

Desde la oposición mostraron ayer su descontento con el acuerdo pues consideran que la situación económica del Ayuntamiento «no es tanbuena como para dejar de ingresar esta cantidad». Soler recordó que este acuerdo también «deja sin efecto, el convenio de colaboración del 2010, por el que se cedía el edificio de Correos a la Universitat de València».

Desde el gobierno local, el edil José Manuel Prieto denunció que las palabras del PP son «el segundo ataque en pocos días a una institución pública de investigación, con más de cinco siglos de historia». La aportación del centro en la ciudad es mucho mayor «al importe de la cesión de uso de una parte del edificio Tossal».

El concejal defenció la actuación llevada a cabo por el bipartito y recordó al PP que durante la anterior legislatura «se regaló una planta sin ningún tipo de procedimiento».

Fotos

Vídeos