Gandia regularizará el catastro para repercutir los ingresos en una mayor bajada del IBI en 2019

Lorena Milvaques, Diana Morant y Ciro Palmer, ayer, durante la rueda de prensa. / àlex oltra
Lorena Milvaques, Diana Morant y Ciro Palmer, ayer, durante la rueda de prensa. / àlex oltra

La revisión, que no se ha efectuado desde hace 6 años, trata de evitar «agravios comparativos» y llevará a cabo la «justicia tributaria»

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

El Ayuntamiento de Gandia ha puesto en marcha todos los mecanismos para evitar que los vecinos paguen un aumento del IBI en los próximos años. De hecho, el objetivo del gobierno es iniciar la inspección y regularización catastral que no se ha efectuado desde hace 6 años. Esta actualización permitirá que afloren viviendas que no estaban pagando lo que debían por casos de ampliación, que se encuentren en situación ilegal o sacar a la luz propiedades que no estaban dadas de alta. Aunque desde el Consistorio se desconoce el número de inmuebles que podría verse afectados por esta situación.

Lo que queda patente es que esta inspección de bienes inmuebles permitirá recaudar más dinero tras regularizar todas las situaciones. Desde el Ayuntamiento, el coordinador de Economía y Hacienda, Salvador Gregori, ha dejado muy claro que esta situación no se hace «con afán recaudatorio, sino que tiene dos objetivos claros que son evitar agravios comparativos y hacer justicia tributaria». «Es evidente que el Ayuntamiento recaudará más, pero ese dinero repercutirá en una bajada de recibos para todos los vecinos», apuntó Gregori.

Tras la revisión catastral, el descenso del recibo del IBI entraría en vigor en 2019. Gregori no quiso pronosticar cual podría ser la previsión y señaló que «sería muy arriesgado hablar de un porcentaje concreto». A pesar de todo, una primera estimación prevé un descenso del 3% o 4% del tipo impositivo, aunque podría producirse una mayor bajada. «A todos nos gustaría que el descenso fuera mayor. De momento para este año será de un 1%, pero estamos trabajando para poder aumentar el margen en el futuro», indicó el coordinador de Economía y Hacienda.

«Propuesta irreal del PP»

El próximo lunes, el pleno extraordinario aprobará con los votos del PSPV, Més Gandia y Ciudadanos una rebaja del IBI del 5%, aunque los vecinos solo verán un descenso del 1% en sus recibos ya que el resto se destina a compensar la subida del catastro a la que ha obligado el Ministerio de Hacienda. Ayer, los representantes de estos tres grupos municipales comparecieron en rueda de prensa donde todas las formaciones apelaron al PP a que se deje de demagogias tras el anuncio de los populares de que llevarán una moción al pleno para pedir que se retire la subida del IBI del 25% practicada en 2015.

La socialista, Diana Morant, señaló que la propuesta «está avalada por el interventor municipal con un informe positivo». Morant le recordó al edil del Partido Popular, Guillermo Barber, que «la propuesta del PP es irreal e imposible, porque existe un Real Decreto que lo impide». «Si el PP quiere que bajen los impuestos que nos obligaron a subir, que cambie su ley que nos impide bajarlos», apuntó la primer edil. Morant replicó a Barber que «se deje de mentiras y apruebe la única propuesta que se nos permite y nos ayude con su voto a favor».

Por su parte, desde Més Gandia, Lorena Milvaques pidió a la oposición «decencia y prudencia», además de advertirles que se dejen de «hipocresía y cinismo». «Nunca nos vamos a salir de las normas, porque este gobierno camina por la senda de la legalidad», apostilló Milvaques.

La vicecalcaldesa recordó que «aquellos que incumplieron las leyes sistemáticamente no nos pueden pedir que nosotros lo hagamos. Si ellos quieren cometer ilegalidades o irregularidades, que lo hagan». Milvaques apeló al PP a que acompañe al ejecutivo a visitar al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, «para que nos deje seguir bajando los impuestos».

Desde Ciudadanos, Ciro Palmer, que apoyará al gobierno en el pleno del próximo lunes se mostró «de acuerdo con las medidas adoptadas para ayudar a bajar los impuestos en la medida que se pueda». El edil de la formación naranja destacó que «no entiendo la demagogia del PP que no fue capaz de aprobar los presupuestos con mayoría absoluta». Palmer calificó la postura de los populares de «hipócrita, cínica y de demagogia barriobajera».

Fotos

Vídeos