Gandia pide la protección de Sant Nicolau, obra del ingeniero y abuelo de la cantante Ana Torroja

Turistas y vecinos contemplan los fuegos artificiales sobre la iglesia de Sant Nicolau durante las fiestas del Grau de 2017. / àlex oltra
Turistas y vecinos contemplan los fuegos artificiales sobre la iglesia de Sant Nicolau durante las fiestas del Grau de 2017. / àlex oltra

El gobierno inicia las gestiones para pedir al Consell la declaración de Bien de Relevancia Local de esta joya de la arquitectura religiosa del Grau

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

Gandia podrá aumentar en breve su catálogo de Bienes de Relevancia Local (BRL). El gobierno iniciará el expediente para solicitar a la Generalitat Valenciana que la iglesia de Sant Nicolau del Grau entre a formar parte del legado patrimonial de la ciudad y reciba protección como tal. La iglesia, todo un símbolo para los graueros, podría recibir la distinción de BRL.

Si se consigue este título, será una excelente noticia ya que dicho edificio, inaugurado en 1962, es uno de los ejemplos más representativos de la arquitectura religiosa del siglo XX e icono de la arquitectura moderna. De hecho, es un referente para los vecinos del Grau, ya que en este distrito no existe otra iglesia, aunque sí en la zona de la playa.

Además, la nota más curiosa de este edificio está en su artista. Eduardo Torroja, marqués de Torroja, fue un prestigioso ingeniero madrileño, abuelo paterno de la cantante Ana Torroja, componente del grupo musical Mecano. El autor diseñó la obra junto al arquitecto Gonzalo Echegaray, y en poco tiempo, el templo recibió varios galardones por su diseño. Construido con hormigón, hierro, madera, piedra y cristal, posee una estructura muy singular. Hace poco más de dos años, el Colegio de Arquitectos de la Comunitat Valenciana lo incluyó en la red internacional de monumentos relevantes del 'movimiento moderno'.

En 2012 el pleno aprobó iniciar los trámites para solicitar la distinción, pero el PP no tramitó el expediente

La decisión de apostar por este trámite llega tras un intento hace años de iniciar esta nueva catalogación para el templo. Coincidiendo con el 50 aniversario de su construcción, en 2012, y a instancias de Bloc-Compromís se aprobó en sesión plenaria por unanimidad de los 24 ediles del Consistorio una moción para pedir que se iniciara el expediente. Pero dicho interés institucional quedó en nada, ya que el ejecutivo del Partido Popular nunca inició los trámites para solicitar la declaración de BRL.

Ahora, el actual ejecutivo, a instancias del presidente de la junta de distrito del Grau y edil socialista, Miguel Ángel Picornell, pondrá en marcha el expediente porque considera que la iglesia de Sant Nicolau debe estar a la altura de otros edificios de la ciudad que deben entrar a formar parte del catálogo de bienes y espacios protegidos.

Picornell, impulsor de la iniciativa ha mostrado su satisfacción por poder llevar a cabo este proyecto que ayudará a poner en valor una de las principales joyas arquitectónicas del distrito marinero. «Este gobierno activará el expediente que está durmiendo desde 2012 en un cajón porque el PP, con mayoría absoluta, nunca se interesó en llevar a cabo el proyecto que se aprobó hace años», apuntó el concejal.

Relevancia arquitectónica

Picornell señaló que el ayuntamiento quiere iniciar este proceso de catalogación «no por el interés histórico de Sant Nicolau, si no por su relevancia arquitectónica, ya que en su día esta construcción fue una auténtica revolución». El presidente de la junta de distrito del Grau manifestó que el templo presenta un gran interés arquitectónico y es por este motivo por lo que es necesario preservarlo en el futuro.

El Ayuntamiento recopilará la documentación necesaria para presentar la información al Consell, que será quien decida si finalmente el templo es catalogado como Bien de Relevancia Local. La Generalitat debe emitir un informe preceptivo y vinculante para declarar el BRL en función de la documentación presentada por la parte interesada.

Según fuentes de la administración autonómica, no se puede hablar de plazos para su aprobación ya que cada proceso que se tramita lleva un ritmo, que depende de las circunstancias urbanísticas del municipio interesado y de la minuciosidad del expediente presentado por el ayuntamiento.

La Ciudad Ducal ya aparece en el listado oficial de BRL del Consell con 30 bienes. Al margen de retablos cerámicos y estaciones del Vía Crucis, se incluyen otros templos. Gandia tiene inscritos el Convento de San Roque, conocido como la iglesia del Beato, la Ermita de Santa Ana o la iglesia de San Marcos. También aparecen la parroquia de Santa María Magdalena de Beniopa, la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Mondúver ubicada en Marxuquera o la de San Cristóbal Mártir de Benipeixcar. Completan la lista la iglesia parroquial de San José y el monasterio de Santa Clara.

Además, los refugios del Prado y la Peixateria, abiertos al público hace unos meses, también formarán parte de este catálogo de manera automática tras modificar la ley de patrimonio cultural valenciano que incluirá como BRL el patrimonio histórico y arqueológico civil y militar de la Guerra Civil.

Fotos

Vídeos