Gandia paraliza el PAI de la playa al detectar que el plan carece de un depósito de pluviales

Obras de urbanización de la Zona de Equipamientos de la playa de Gandia, paralizadas. / ó. de la dueña
Obras de urbanización de la Zona de Equipamientos de la playa de Gandia, paralizadas. / ó. de la dueña

El gobierno adecuará el proyecto urbanístico para habilitar colectores y prevenir inundaciones, además de adaptarlo al bulevar de la Nazaret-Oliva

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

Las obras de urbanización del Plan de Actuación Integral (PAI) Zona de Equipamientos de la playa de Gandia no estarán acabadas a principios de 2019 como estaba previsto. Este espacio de servicios está llamado a albergar locales comerciales, de ocio, supermercados y gasolineras, con el fin de sacar todas estas actividades de distrito marítimo.

El gobierno local (PSPV y Més Gandia) ha paralizado la actuación urbanística al hallar «deficiencias» en el proyecto inicial, como indicó el director general de Urbanismo, Vicent Mascarell. El titular del área explicó que se han detectado algunos fallos en el documento que se prefieren subsanar ahora que el plan está en obras.

El proyecto presenta algunas imperfecciones en el trazado de agua y alcantarillado. Al parecer, el plan no contemplaba la construcción de un depósito de pluviales, algo esencial en cualquier zona de la playa de Gandia ante la rapidez con la que se inundan algunas calles del distrito si hay fuertes tormentas durante el año.

Según Mascarell, el planteamiento inicial preveía que las aguas residuales y las de lluvia fueran por un mismo conducto y no tenía en cuenta colectores o un depósito para recoger el agua de avenidas en periodos de gota fría o en tormentas de verano. Por ello se ha paralizado la actuación a petición del jefe de obra.

Agente urbanizador

«La construcción de esta zona urbana depende del Ayuntamiento, que es el agente urbanizador. Por este motivo se ha parado la construcción con el fin de mejorar el sistema de alcantarillado y dar cabida a un depósito de aguas pluviales», señaló el socialista.

De hecho, la playa de Gandia cuenta con varios recintos de este tipo para albergar los excesos de agua en épocas de lluvia. Hay depósitos en el Grau, o la zona norte del litoral, entre otros. Por tanto, en estos momentos los técnicos están reconfigurando el plan de urbanización y se desconoce cuándo se retomarán las obras.

En cualquier caso Mascarell aseguró que esta parálisis no se alargará en el tiempo, ya que los expertos están volcados en este asunto. También añadió que el cambio no afectará a las cuotas que están pagando los propietarios.

El socialista apostilló que este parón vendrá «muy bien» para repensar los accesos a la Zona de Equipamientos: «Desde este verano sabemos que la carretera Nazaret-Oliva se convertirá en un bulevar y esto también afectará a este nuevo sector urbanístico».

Cambios en la travesía

Este cambio en la travesía que cruza la playa de Gandia hace que sea necesario reconfigurar alguna entrada o salida y se podrá suprimir alguna vía de servicio: «Al disponer de dos carriles por sentido, las calzadas adicionales y los accesos se tienen que repensar y por ello este parón en las obras es bueno para que los técnicos reordenen la zona».

El plan afecta a una superficie de casi 180.000 metros cuadrados. El coste de la actuación es de 8,3 millones y la obra está contemplada en el Plan General desde 1999.

Más

Fotos

Vídeos