Gandia se une a la lucha para proteger a tortugas marinas y delfines en la playa

Uno de los simulacros de delfines y tortugas varadas en la playa Nord de Gandia. / àlex oltra
Uno de los simulacros de delfines y tortugas varadas en la playa Nord de Gandia. / àlex oltra

La Fundación del Oceanogràfic y Cruz Roja divulgan entre los bañistas varios consejos para salvar a las especies varadas

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

La playa Nord de Gandia fue ayer el escenario de un simulacro de varamientos de animales marinos con el fin de concienciar a los bañistas, que disfrutaban de la jornada en el litoral mediterráneo, de la importancia de proteger la fauna marina. Desde la Fundación Oceanogràfic y en colaboración con Cruz Roja han puesto en marcha una campaña que recorrerá la Comunitat para tratar de sensibilizar a la población ante el hallazgo de delfines o tortugas marinas varadas en la costa.

En la primera parada de esta ruta didáctica, tanto los técnicos del Oceanogràfic como el personal de Cruz Roja, explicaron a modo gráfico, con figuras hinchables de los cetáceos, cómo se debe actuar en estos casos. Los expertos detallaron todos los pasos a seguir para no perjudicar a los animales. El consejo en el que se hizo más hincapié fue en no acercarse y sobre todo no tocar al animal para no asustarlo.

Ante la visita inesperada de cualquier especie, se debe avisar al 112 o a los socorristas, que han recibido una formación específica sobre la materia. A partir de ese momento, los voluntarios de Cruz Roja protegerán al animal con una toalla húmeda para evitar la deshidratación y acordonarán la zona para que no puedan estresarse ante la presencia de público.

Si la especie se halla en el mar, los técnicos balizarán la zona, para evitar también la presencia de embarcaciones en las proximidades. Tras los primeros auxilios, llega el turno de actuación de los especialistas que trasladarán al animal hasta el centro de recuperación.

Basura marina

Entre la campaña de divulgación también inciden en la conservación del medio natural por lo que consideran primordial evitar echar basura al mar, ya que los plásticos tardan mucho tiempo en degradarse.

La campaña fue apoyada por el edil responsable de Playas, Miguel Ángel Picornell, Javier Gimeno y Toni Martí, presidentes autonómico y local de Cruz Roja, y José Luis Crespo, responsable de programas de conservación del Oceanogràfic. Gimeno explicó que «el medio ambiente es el futuro de que toda la sociedad tengamos salud».

Desde Cruz Roja animaron a la ciudadanía a tomar conciencia de los problemas que afectan a la fauna marina. «Cuando los animales van a la costa es porque se encuentran en una grave situación de dificultad», apuntó Gimeno. Por su parte, el técnico del Oceanogràfic destacó la importancia de activar el protocolo de actuación en cada caso.

Por este detalle han considerado necesario unir esfuerzos ambas entidades, ya que la colaboración del servicio de salvamento en estos casos es fundamental, porque son los que están más cerca están de la costa donde pueden aparecer varados los animales.

Según los datos aportados por el centro de recuperación, en los tres primeros meses del año, ha habido más ingresos de animales que durante todo el 2016. Esta cifras, aumentan cada año, pero no es tanto por la elevada aparición de animales varados, sino por la información ciudadana, que ya es consciente de dar el aviso al centro.

Desde que se abrió el ARCA en el Oceanogràfic, en el 2007, un total de 337 tortugas, 60 delfines y alrededor de una treintena de tiburones han sido atendidos por el personal del centro de recuperación. De hecho, las mismas fuentes destacaron que en las últimas fechas, la colaboración del sector pesquero ha sido fundamental para recuperar las especies.

Más

Fotos

Vídeos