Gandia inicia obras de urgencia para evitar el desplome de la Torre dels Pares, del siglo XIV

Las obras de urgencia en la Torre dels Pares han comenzado esta semana para evitar el desplome del fortín. / àlex oltra

El gobierno local destina 60.000 euros a tapar una brecha que hacía peligrar la construcción y a reparar las cubiertas de las caballerizas

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El gobierno local (PSPV y Més Gandia) se ha puesto manos a la obra para evitar que la emblemática Torre dels Pares se desplome. Esta construcción es Bien de Interés Cultura (BIC) y tiene sus orígenes en siglo XVI, cuando se edificó como torre vigía para avistar la llegada de piratas. La fortificación, que se encuentra rodeada de una alquería con el mismo nombre y de miles de terrenos de cultivo, es de propiedad municipal y sufre un importante deterioro, ya que una brecha la parte en dos desde la parte superior hasta la base.

Esto ha obligado al ejecutivo de Gandia a emprender una actuación de urgencia, cifrada en 60.000 euros, para salvar la torre y comenzar así la restauración de todo el recinto, aunque el proceso será lento, como indicó ayer el concejal de Gestión Responsable del Territorio, Xavi Ròdenas.

El edil de Més Gandia explicó que las obras ya han arrancado y es la empresa Construcciones Bañuls quien está ejecutando estos trabajos de emergencia. El dinero para cerrar el boquete y salvar la Torre dels Pares ha salido del propio Ayuntamiento, ya que la obra requería urgencia y no ha dado tiempo a solicitar subvenciones a administraciones superiores.

Pese a ello, sí que se ha obtenido una ayuda al Consell, de 60.000, para acometer la restauración de algunas zonas de esta alquería, pero esta segunda fase se acometerá cuando se haya consolidado la torre. La grieta que presenta la edificación y que hacía más que probable su caída era consecuencia de la actuación humana, ya que la apertura de tres ventanas hace más de un siglo ha sido la causa de la aparición del orificio.

Esta alquería, es decir, la torre, la casa que la rodea y las hectáreas de huertos de naranjos, eran de una familia desde hace años, pero finalmente el Ayuntamiento de Gandia compró todo el recinto en 2010 por casi dos millones de euros.

La llegada de la crisis ha impedido a los sucesivos gobiernos llevar a cabo macroproyectos contemplados en esta gran parcela. De forma paralela, el recinto ha sufrido la entrada de vándalos y ha visto como partes de la alquería se deterioraban a pasos agigantados.

Esto ha motivado al gobierno actual a intervenir para evitar que caiga la torre. Los 60.000 euros de fondos propios se destinarán a tapar tres ventanas de estilo moderno que abrieron los anteriores propietarios a principios del siglo XX en la torre y que han generado la brecha a lo largo de décadas.

También se tapará la fisura y se consolidará el fortín. Además, parte de estos 60.000 euros irán a mejorar las caballerizas, «otras de las zonas más antiguas y a las que el gobierno le ha dado prioridad». «El objetivo ahora es evitar el desplome de torre y de otros recintos, los más antiguos. Se mejorarán las cubiertas y se impermeabilizarán para evitar filtraciones», dijo Ròdenas.

Inicio de la restauración

El edil dijo que los trabajos servirán también para consolidar estos espacios y poder así iniciar la «restauración de la torre» cuando lleguen los 60.000 euros de ayuda que ha prometido el Consell. Ròdenas afirmó que el gobierno huye de mostrar «infografías» o vender «grandes proyectos», sino que prefiere ir restaurando la alquería «poco a poco». El concejal añadió que no se descarta sacar a subasta alguna parte del terreno de cultivo, ya que son muchas las hectáreas del recinto, pero siempre conservando la alquería.

Más

Fotos

Vídeos