Gandia echa el cerrojo a la empresa IPG

Lorena Milvaques, Diana Morant y Ciro Palmer durante la rueda de prensa. / àlex oltra
Lorena Milvaques, Diana Morant y Ciro Palmer durante la rueda de prensa. / àlex oltra

El Ayuntamiento inscribe en el registro la liquidación de la mercantil pública y el ejecutivo acusa al PP de «quemar 46 millones»

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

«La empresa pública IPG está completamente extinguida. Así lo dice ya el registro mercantil, y con ello, estamos haciendo historia. Hemos superado el capítulo más negro de la democracia de esta ciudad». Con estas palabras, anunció ayer en rueda de prensa la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, la desaparición de IPG (Iniciatives Públiques de Gandia). La primer edil compareció junto a la vicealcaldesa, Lorena Milvaques, y el edil de Ciudadanos, Ciro Palmer, para demostrar que son las tres formaciones políticas las que «sostenemos la gestión económica del Ayuntamiento».

«La máquina donde el PP quemaba el dinero de los gandienses ya forma parte del pasado», remarcó la primer edil. Morant hizo cálculos y detalló que el Partido Popular «quemó 46 millones de euros en la anterior legislatura». La alcaldesa apuntó que «gastaron 4 veces más de lo que estaba permitido para la gestión de IPG, donde solo existía un presupuesto de 11 millones de euros».

La jefa del ejecutivo apuntó que el anterior gobierno dejó «por pagar 17 millones de euros a proveedores que se quedaron en los cajones y realizaron operaciones de tesorería y transferencias de capital desde el Ayuntamiento a IPG por valor de 19 millones de euros».

Morant recordó que cuando el PSPV y Més Gandia tomaron las riendas del Consistorio la liquidación de la empresa pública fue una de las responsabilidades adquiridas. «Nuestros compromisos se convierten en hechos. Somos personas de palabra y hemos venido a cambiar la forma de hacer política de nuestra ciudad», destacó. La alcaldesa mostró su satisfacción por el trabajo realizado y agradeció públicamente a todas las personas que han hecho posible la liquidación de la empresa pública.

Casos «esperpénticos»

Morant apuntó que «IPG era la cueva de Alí Babá donde Arturo Torró y sus concejales hacían lo que querían» y recordó algunas iniciativas del PP que calificó de «esperpénticas». Entre ellas, citó el caso de Tele7, que está siendo investigado en los juzgados; la operación Coco Loco, también en los tribunales; o la operación Aplauso con la compra de la galería comercial y de las boleras de la playa; o los 150 trabajadores que tenía la empresa pública que «nadie sabía lo que hacían ni para quien trabajaban».

La alcaldesa también tuvo palabras para el edil popular Víctor Soler y le recordó una frase de hace años en la que el concejal aseguró que el actual gobierno sería incapaz de cerrar la empresa pública. «Hoy le traemos una mala noticia a Víctor Soler», remarcó.

Por su parte, desde Més Gandia, Lorena Milvaques destacó que «conseguimos una nueva promesa, superamos un reto difícil y reconducimos las arcas municipales». La vicealcaldesa aludió nuevamente al PP acusándoles de «gastar para sus fastos y sus fiestas». «A pesar de aquellos, presentamos la liquidación definitiva de una entidad que no volverá a aparecer por esta ciudad», apostilló Milvaques.

Al frente de Ciudadanos, el concejal Ciro Palmer, que ha apoyado al ejecutivo en esta liquidación, justificó el apoyo «porque se ha hecho de manera impecable y de acuerdo con la ley. Siempre hemos querido que se hicieran las cosas bien». Palmer recordó que desde la formación naranja «nada hemos tenido que ver con las deudas recibidas por los ejecutivos gandienses».

Verdaderos motivos

Desde la oposición, el edil Guillermo Barber, salió a defender a su grupo municipal de las acusaciones vertidas por las tres formaciones políticas. «Pensaba que iban a decir los verdaderos motivos del cierre de IPG y reconocer los proyectos que la llevaron a la quiebra, donde los socialistas se gastaron más de 11 millones de euros en anteproyectos como la ciudad olímpica, el palacio de la música o el crucero de los Borja», destacó.

Barber reconoció que durante el gobierno del PP se intentó el cierre de IPG: «Nosotros intentamos liquidarla, pero no pudimos. Nosotros hoy nos alegramos de que se haya liquidado», concluyó.

Fotos

Vídeos