Gandia cambia el Plan General para legalizar los paneles antirruido en terrazas y hoteles

Los hoteles y los bares podrán instalar paneles en sus terrazas para reducir el impacto acústico. / lp
Los hoteles y los bares podrán instalar paneles en sus terrazas para reducir el impacto acústico. / lp

El ejecutivo pretende garantizar las actividades de ocio de los locales sin menoscabar el derecho al descanso de los vecinos de la playa y de los turistas

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El gobierno local (PSPV y Més Gandia) está trabajando en una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) con el fin de legalizar la instalación de paneles en las terrazas de hoteles, bares o cafeterías que disminuyan el impacto acústico. La alcaldesa de Gandia, Diana Morant, anunció esta medida en el debate del estado de la ciudad este jueves.

La intención del cambio de las normas urbanísticas tiene dos fines, según el coordinador general de Urbanismo de Gandia, Vicent Mascarell. «Pretende garantizarse el derecho al descanso de los vecinos de la playa y, además, dar facilidades a los establecimientos para realizar sus actividades habituales en terrazas o jardines sin que molesten a residentes o turistas», aseguró el socialista.

Mascarell explicó que el gobierno local ha de ser implacable y aplicar la normativa contra el ruido, una ley autonómica. «Esto nos ha obligado a cerrar algunos locales en la playa que no cumplían la norma, pero queremos ayudar a que los establecimientos puedan aplicar medidas para paliar el impacto acústico», añadió.

En ese sentido explicó que en «estos momentos» si algún local colocara algún tipo de «parabán, muro o panel» para evitar el ruido sería sancionado. El motivo es que el Plan General impide este tipo de actuaciones, por lo que se tramitaría una multa ante una «obra ilegal».

Esto es lo que pretende cambiar el bipartito: «Estamos trabajando desde hace meses en la modificación del Plan General». La intención es que el documento urbanístico contemple «modificaciones arquitectónicas en los locales que permitan reducir el impacto acústico».

Por ello, se permitirá realizar obras tanto en los jardines de los hoteles como en las terrazas de locales de hostelería para ubicar este tipo de elementos. Pero desde el ejecutivo tienen claro que no todo valdrá cuando salga adelante este cambio de la normativa.

«El departamento de Urbanismo está trabajando en estos cambios y ya sabemos que los paneles tendrán que cumplir una serie de requisitos», relató Mascarell. Estos elementos deberán integrarse en el entorno, tanto de los establecimientos como del resto de edificios.

Por este motivo, añadió el responsable del área, se está estudiando permitir varios tipos de material, desde cristal a hormigón, y no se descarta el uso de elementos vegetales que actúen a modo de barrera acústica, como ya se aplican en algunos cascos urbanos de grandes de España.

Mascarell precisó que la intención del bipartito es crear una normativa «flexible» que evite sanciones, pero que garantice el derecho al descanso de los vecinos de la playa de Gandia. Para el socialista la actividad de los locales es muy importante, por lo que se quiere favorecer a las empresas sin perjudicar a los residentes.

Finalmente aseguró, que si todo va bien, estos cambios en la normativa estarán redactados en tan sólo unos meses con la intención de modificar el Plan General de Ordenación Urbana antes de que acabe la legislatura.

Más

Fotos

Vídeos