Gandia se blinda con el cierre al tráfico de 30 calles para empezar la plantà de las fallas

La plantà del monumento de la Falla Plaça del Mercat avanzaba a buen ritmo ayer a mediodía ante la mirada de algunos viandantes. / r. escrihuela
La plantà del monumento de la Falla Plaça del Mercat avanzaba a buen ritmo ayer a mediodía ante la mirada de algunos viandantes. / r. escrihuela

Las carpas impiden ya la circulación en 10 vías principales de Tavernes a la espera de la llegada de los monumentos de las seis comisiones

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA/TAVERNES.

Las carpas y los monumentos comienzan a invadir Gandia ante la inminente llegada mañana de la plantà oficial que dará inicio a las fiestas falleras. La Ciudad Ducal cambiará radicalmente su aspecto para recibir a los ninots que darán colorido estos días a las calles, pero que obligarán a cortar el tráfico en 30 vías de Gandia.

La circulación y el aparcamiento en la ciudad se van a complicar a partir de mañana. Por este motivo, desde la Policía Local han aconsejado a vecinos y turistas que eviten en la medida de lo posible los desplazamientos en coches particulares y que se utilicen los parkings y las campas municipales. Además desde hoy y hasta el día 19 se suspende la zona azul con le objetivo de facilitar el estacionamiento a los ciudadanos.

Desde el pasado sábado ya se han producido algunos cortes por la instalación de las carpas de varias comisiones, pero de manera progresiva se irá prohibiendo la circulación en otros viales hasta que mañana quede bloqueado totalmente el paso de vehículos en algunos tramos de la ciudad. El día 20 a las 8 de la mañana está previsto que el casco urbano recupere la normalidad.

Los alrededores de la estación de tren sufrirán cortes puntuales para la mascletà

También algunas calles del distrito marinero y la playa se verán afectadas. Serán los viales de los alrededores de las comisiones Grau y Mosquit con la prohibición de circular en Mare de Déu Blanqueta y plaza Mediterrània en el Grau, mientras que en la playa los principales cortes afectarán a la calle Joan XXIII y Cullera en el cruce con Alcoi y Ponent.

Pasacalles

Excepto casos puntuales no habrá cambios en las áreas afectadas del núcleo urbano hasta que finalicen las fiestas josefinas. Los pasacalles de las 23 comisiones recorrerán mayoritariamente las calles por las que ya no pueden circular los vehículos. Será el caso de los actos del bateig faller o la entrega de premios.

Según explicó el jefe de la Policía Local, Marc Cuesta, a LAS PROVINCIAS, el entorno de la estación de Renfe se verá afectado de manera puntual para las mascletaes de los días 16, 17, 18 y 19, pero sólo será por un breve periodo de tiempo que obligará a ampliar el perímetro de seguridad al mediodía. Para la Nit del Foc tampoco se producirán condiciones especiales que afecten al tráfico rodado.

En el centro de la ciudad los principales viales afectados serán la calle Valier, Magistrado Català y los alrededores de la plaza Major con restricción del tráfico en plaza de la Vila y calle dels Arcs.

Un total de 18 carpas están repartidas por todos los distritos de la ciudad en una semana donde los falleros y los monumentos serán los protagonistas de las fiestas y llenarán cada rincón de la localidad.

De hecho, algunas de estas carpas ya acogieron el sábado actuaciones musicales de aquellas comisiones que habían solicitado el permiso. El horario de las verbenas de este año, como es habitual, varía en función del día. El viernes la hora de cierre será a las 3 de la madrugada, el sábado se prolongará media hora, mientras que el día 18 la fiesta en cada comisión finalizará a las 4 de la mañana. Sin embargo, los dos espectáculos musicales organizados por el Ayuntamiento de Gandia en la plaza del Tirant concluirán a las 6 de la mañana.

Ausencia de ninots

En Tavernes, los ninots de las seis comisiones todavía no se dejan ver en las calles, pero el tráfico de algunas vías está cerrado desde hace una semana. Y es que las fallas de Tavernes ya llevan días celebrando actividades en sus casales.

El fin de semana, Cambro acogió las tradicionales paellas, mientras que Passeig celebró el concurso de arroz al horno y de arnadí, instaurado desde hace muchos años en la comisión del centro de la localidad. También La Via reunió a sus falleros el domingo para comer. Muchas de estas actividades ya contaron con ambientación musical como preludio de lo que será esta semana grande de Fallas.

El principal cambio en la localidad será el traslado del mercado habitual de los jueves que abandonará el paseo del País Valencià y los alrededores. Los puestos se ubicarán entorno a la plaza Major, y algunos ocuparán también la calle Metge Grau, como ha sucedido en los últimos años. Esto permitirá a la comisión del Passeig descargar sus primeros ninots.

La plantà oficial en la capital de la Valldigna es el viernes aunque el tráfico ya prohíbe la circulación en varios tramos. Está cortada la calle Gabriel Hernández desde Barranc hasta Metge Grau. El monumento de Cambro también impedirá el paso de vehículos desde el cruce de Gabriel Hernández con Cristóbal Almel·la y calle Hospital. Nou cambia el sentido de circulación de la vía tras convertirse en una calle sin salida.

La Falla Passeig ha cortado el acceso al paseo País Valencià por la entrada de la calle Metge Grau. La comisión de La Via obligará a cortar el acceso a la calle Umbría desde la CV-50, además del acceso al paseo Lepanto desde Molí, pero quedará libre el vial Joan d'Àustria. Portal cerró el tráfico de la calle Major el pasado miércoles. Una de las arterias principales de la localidad tiene interrumpido el paso de vehículos en el tramo que comprende desde calle del Mar hasta Empedrat.

Por su parte, la carpa y el monumento de la Dula prohíben la circulación en Pintor Sorolla desde la calle Calvari hasta Alacant, mientras que Sant Antoni estará cortado a su paso por Pintor Sorolla. Además, en el Camí de la Dula no se podrá circular desde la calle Cid Campeador. Por su parte, en la zona sur del municipio quedará afectado Rei en Jaume desde el acceso del paseo Colón siguiendo el vial por la plaza del Prado Comarcal hasta llegar a la calle Joaquín Verdú, aunque esta última vía no se verá afectada. La calle Lluís Vives estará cortada en el cruce con Rei en Jaume y la plaza del Prado.

Además, los pasacalles para acudir a la entrega de premios el sábado y a la ofrenda de flores el domingo afectarán en momentos puntuales a la CV-50 que atraviesa todo el núcleo urbano.

Fotos

Vídeos