San Francisco de Borja recupera la policromía

Las expertas preparando los materiales para la restauración. / r. e.
Las expertas preparando los materiales para la restauración. / r. e.

La imagen de San Francisco de Borja, ubicada a la derecha del templo, recuperará su esplendor original tras la restauración a la que se va a someter y que también llevará a cabo la empresa Gaia. La escultura, de finales del siglo XIX, y que según los expertos, «podría llevar más de 100 años sin tocarse», presenta algunas grietas, además de pérdidas de policromía. La figura va a someterse a una profunda restauración gracias a una limpieza y tras realizar diversas pruebas para saber qué productos no afectan al color. Observando de cerca la imagen se puede comprobar como existen pérdidas en el dibujo de la puntilla de la manga de la ropa. Esa imagen un poco difuminada que presenta se ha producido por el desgaste tras el paso de los años, así como por el roce de las personas que se acercan a admirar la escultura.

Fotos

Vídeos