La fideuà del Restaurante Miguel y Juani conquista los paladares del jurado de Gandia

Los cocineros de Ginza Tokio, ganadores del segundo premio y mejor concursante extranjero, dando el toque final a la fideuà. / àlex oltra
Los cocineros de Ginza Tokio, ganadores del segundo premio y mejor concursante extranjero, dando el toque final a la fideuà. / àlex oltra

El primer premio viaja a L'Alcúdia, mientras que los japoneses Ginza Vidrio logran un doblete con el segundo galardón y se proclaman mejor concursante extranjero

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

Este año el galardón del Concurso Internacional Fideuà de Gandia se marchó otra vez fuera de su lugar de origen. Pero a pesar de no quedarse el Collaret de Santa Isabel en el Grau, no cruzó los límites de la Comunitat Valenciana y viajó hasta la comarca vecina de La Ribera. El Restaurante Miguel y Juani de L'Alcúdia se llevó el primer premio de la 44 edición. La fideuà cocinada por Paco Rodríguez y Rafa Climent deleitó a los exigentes paladares del jurado más internacional que ha tenido el concurso.

Los japoneses llegaban este año dispuestos a arrebatar el trono gastronómico a todos sus rivales, y a punto estuvieron de conseguirlo. De los cuatro establecimientos del país nipón que participaron, Ginza Vidrio fue el gran vencedor del día. Estos cocineros japoneses lograron el segundo premio y además fueron los vencedores en la categoría de mejor concursante extranjero. No se lo podían creer, tampoco el público, que aplaudía a unos emocionados cocineros durante la entrega de galardones. El tercer premio también se marchó a la comarca de la Ribera, concretamente a Sueca. El Restaurante La Granja logró el reconocimiento a su esfuerzo culinario, mientras que el mejor postre elaborado con naranja fue obra de Lorena Catalá y Kike Serrano del Restaurante El Chaparral de Serra.

El público llenó el Moll dels Borja y degustó miles de raciones de este plato marinero en una jornada, donde el sol no fue tan intenso como en anteriores ediciones. Antes de conocerse el veredicto, el presidente de la Asociación Gastronómica Fideuà de Gandia, Avelino Alfaro, destacó el nivel de los participantes que llevan mucho tiempo preparándose para la ocasión. Alfaro, expresó su deseo de que el premio se quedara en casa, pero no se cumplió.

Interés por el 'all i pebre'

El presidente de la entidad organizadora destacó la presencia en el jurado del concejal de gastronomía de Atami, el japonés Koichirolchiki, y del presidente de una asociación gastronómica de Fano, Pier Stefano Fiorelli. «Para ellos es muy importante la gastronomía, sobre todo el pescado para los japoneses. Estos días que están aquí con nosotros han probado la anguila con un 'all i pebre' y les ha encantado». Alfaro señaló que «todo ha salido perfecto, pero hay que superarse cada día y para promocionar nuestra gastronomía hay que hacer lo que haga falta».

Desde Italia, concretamente desde Bérgamo, también llegó Antonio Bedini, del Restaurante Cadell. Bedini, Doctor en Restauración por la universidad italiana, debutó ayer por primera vez en el concurso gastronómico, pero no consiguió llevarse ningún premio. Pese a todo, el chef destacó que «ha sido una experiencia muy bonita. Espero repetir el próximo año. Gandia es muy bonita, por su gente y el mar, y este es un evento donde participa el pueblo, no sólo las autoridades».

Bedini desveló que Alfaro ha sido quien le ha enseñado a cocinar la fideuà. Lo hizo en Fano, donde ambos intercambiaron la receta de la fideuà con la del brodetto, plato de marisco típico de Italia. El chef del Cadell apuntó que desde hoy, la fideuà se incorpora al menú de su establecimiento.

Primer ganador

Desde Soria, concretamente de El Burgo de Osma llegaron Francisco De Gregorio y Jesús Menés 'El Callito' representando a Virrey de Palafox, quien fue ganador de la primera edición del concurso gracias a la fideuà elaborada por Gil Martínez Soto. En su local conservan el premio de aquel año y «en verano ofrecemos fideuà en la carta, y también paella. Pero en invierno no, somos más de cuchara, que allí hace mucho frío». Aseguran que los clientes piden este manjar marinero porque saben que participan en el concurso, y fieles a la receta, en la carta aparece inscrita como fideuà de Gandia.

44 años después ha tomado el relevo el Restaurante Miguel y Juani, que fueron segundos en 2014. Paco Rodríguez apuntó que «este reconocimiento nos pone en el candelero. Teníamos segundos premios, pero nos faltaba ganar». «Para mí, lo más difícil de la fideuà es darle un sabor natural, lo he intentado, y yo estaba contento por cómo me había salido», destacó el cocinero.

Un plato de naranja acompañado de yogur de limón y un 'soft cake' o bizcocho cremoso, también de naranja, ha sido el elegido como el mejor postre. Un dulce elaborado expresamente para la ocasión, como confesó Lorena Catalá, y que desde ahora se incorporará a la carta de El Chaparral de Serra. «Llevamos 4 años viniendo y se nos resistían hasta ahora los premios», apuntó Catalá.

Quien este año ha abandonado el delantal y ha ejercido de jurado es Vicente Granero, del restaurante Casa Granero de Serra, aunque reconoció que «me gusta más concursar». El cocinero destacó que esta edición le ha servido como «una experiencia para saber qué es lo que más valora el jurado y la forma de puntuar». Entre los fallos más habituales de los concursantes, Granero destacó el exceso de tomate, o ajo y en algún caso de pimentón».

Más

Fotos

Vídeos