El PP exige rescindir la contrata de Saforbici ante la falta de bicicletas y de mantenimiento

El portavoz del PP de Gandia, Víctor Soler, junto al edil Andrés Puig. / àlex oltra
El portavoz del PP de Gandia, Víctor Soler, junto al edil Andrés Puig. / àlex oltra

La formación de Gandia sostiene que la mercantil sólo ha cumplido el 66% del acuerdo y que de los 600 vehículos previstos han llegado cien

Ó. DE LA DUEÑA

gandia. El Partido Popular de Gandia denunció ayer el mal estado de la contrata de Saforbici, el servicio que gestiona la red de estaciones y bicicletas públicas y pidió la rescisión del acuerdo con la concesionaria. El líder del PP, Víctor Soler, denunció que el ejecutivo (PSPV y Més Gandia) está demostrando que no sabe tutelar una contrata, ya que la mercantil que se ha hecho cargo del servicio «no está cumpliendo» lo acordado.

Soler, que compareció con el edil popular Andrés Puig, dio datos, que según él, demuestran que se están incumpliendo los pliegos. El concejal aseguró que no han llegado las bicicletas que tendrían que estar ya en la calle.

«Desde el 11 de abril del 2017, que se adjudicó la contrata, los incumplimientos han sido reiterados por parte de la empresa adjudicataria, sin que el gobierno y sin que el edil Xavi Ròdenas, se enterasen de lo que pasaba realmente estaba sucediendo», apostillaron.

Soler remarcó que de las 600 bicicletas que deberían haber llegado a Gandia «sólo se han contabilidad 100». De las dos nuevas estaciones que había que crear, sólo se ha puesto en marcha una. La renovación de los anclajes tampoco ha sido la acordada. Se han instalado 120, frente a los 320 que se decidió.

La mejora de los puestos existentes es otro de los aspectos que, siempre según el PP, no se ha cumplido. La adaptación de las estaciones sólo se ha realizado en 20, no en 40 como se había fijado. Por todo ello, Soler y Puig reclamaron al gobierno de Gandia que rescinda la contrata y busque una nueva empresa que cumpla su palabra. «Esto es otra chapuza más en el tema de contratación de servicios públicos, la gestión de la bici pública, que se une a la contratación del servicio de las Escoletes y la de recogida de animales, entre otros. Todo ello prueba la inutilidad de este gobierno a la hora de adjudicar y controlar servicios que se prestan a la ciudadanía».

Puig indicó que el PP viene denunciando hace dos años y medio el caos y la precariedad del servicio de SaforBici. «En la última comisión informativa, y a pregunta del PP, Ròdenas mintió en su contestación, al asegurar que dicho servicio se estaba prestando dentro de los acuerdos que marcaba el contrato». «Al mismo tiempo, los servicios técnicos emitían un informe donde destacan que sólo se ha cumplido el 66% del acuerdo», agregaron.

Donde la empresa sí ha cumplido es en la instalación de los soportes publicitarios, dijo Soler, que es donde la mercantil obtiene los beneficios.

Fotos

Vídeos