Las empresas y el Ayuntamiento de Gandia captan proyectos del Campus

Presentación del proyecto. / lp
Presentación del proyecto. / lp

Alumnos del Grado en Tecnologías Interactivas presentan un sistema basado en sensores para la mejora de la gestión de la agricultura

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

Los últimos proyectos presentados por los alumnos del Campus de Gandia han despertado el interés del ayuntamiento y del sector empresarial de la comarca por captar las propuestas de los estudiantes de la Universitat Politècnica de València (UPV). Los alumnos del Grado en Tecnologías Interactivas presentaron el lunes los trabajos que han desarrollado durante los cuatro primeros meses de sus estudios. La exposición de los proyectos fue muy participativa y se lanzaron propuestas para que los estudiantes puedan desarrollar nuevas soluciones.

La edil de Políticas Económicas, Alicia Izquierdo, invitó a los universitarios a realizar prácticas en el Consistorio y a proponer soluciones a las situaciones a las que se enfrentan los ayuntamientos.

La concejal afirmó que las administraciones siempre escuchan propuestas que mejoren la eficacia y la eficiencia de los servicios públicos y puso como ejemplo el riego de los jardines públicos, el alumbrado de las calles, la recogida de basura o el transporte público. Izquierdo explicó que estos aspectos son sobre los que están trabajando en la actualidad las ciudades inteligentes.

Los empresarios asistentes al Campus valoraron positivamente el trabajo de los alumnos y realizaron algunas observaciones sobre aspectos mejorables. Esteban García, de la empresa Necsate Solutions afirmó que vistos los conocimientos que demostraron los estudiantes, antes de finalizar sus estudios serán capaces de desarrollar soluciones completamente comercializables.

También estuvieron presentes en la UPV, Ramón Soler, vicepresidente de FAES, Pilar Reina de CES Jove y un grupo de estudiantes del IES Veles e Vents del Grau, además de representantes de empresas del sector agrario e ingenieros en telecomunicaciones.

Por su parte, uno de los alumnos del Grado, Carlos Tortosa Micó, señaló que «es una forma de comprobar que lo que estás estudiando tiene una aplicación práctica, que sirve para algo».

La exposición mostró propuestas basadas en situaciones reales. Los estudiantes han desarrollado una red de sensores inalámbricos que recogen información de temperatura, humedad e iluminación de una explotación agraria de grandes dimensiones.

Esa red transmite los datos a un nodo central para automatizar los riegos y el abono y disponer de gráficas con la evolución de los parámetros para la toma de decisiones que mejoran la calidad y la productividad, según explicó el profesor de la UPV, José Marín-Roig.

Fotos

Vídeos