Los empresarios mantendrán la lucha por el tren hasta que el Gobierno concrete dinero y fechas

El apeadero de La Pedrera, la zona donde Dénia ha propuesto que se haga la estación del tren de vía ancha. / Tino Calvo

Cedma pide a la Xarxa d'Alcaldes de la Marina Alta que cree un grupo de trabajo con expertos para avanzar en puntos técnicos del enlace Gandia-Oliva-Dénia

R.GONZÁLEZ/R.ESCRIHUELA DÉNIA/GANDIA.

El Cercle Empresarial de la Marina Alta (Cedma) considera que el anuncio del Ministerio de Fomento de que el Tren de la Costa tendrá dotación presupuestaria «en los próximos para realizar los proyectos necesarios» es una buena noticia, pero insuficiente ya que el Gobierno no ha concretado ni cantidad económica, ni fechas concretas. Por ello, la presidenta de la patronal, Sonja Dietz, aseguró que la reivindicación de esta infraestructura «vital para vertebrar el territorio» y conectar la Marina con la Safor se mantendrá hasta «tener algo en firme». Una postura que también comparte la Federación de Asociaciones de Empresarios de la Safor (FAES).

Dietz subrayó ayer que se ha ganado algo al lograr que Fomento reconozca la importancia de esta conexión ferroviaria. Sin embargo, lamentó que quedasen abiertas cuestiones tan indispensables como a cuánto ascenderá la partida presupuestaria y en qué años aparecerá esa dotación económica. Ante esta incertidumbre, la patronal cree que no se debe bajar la guardia y que empresarios, políticos y sociedad civil deben tirar todos del carro y «en la misma dirección».

En ese sentido, la presidenta recalcó que los logros no se conseguirán de un día para otro, por lo que no deben rendirse y tienen que continuar «haciendo ruido».

Además, Sonja Dietz hizo hincapié en que la conexión ferroviaria entre Dénia y Gandia tiene que ser por medio de un cercanías, porque no tiene sentido que el tren siga este modelo hasta la Safor y luego se convierta en alta velocidad.

Asimismo, pidió a la Xarxa d'Alcaldes de la Marina Alta que cree un grupo de trabajo con expertos para ir avanzando en puntos técnicos. Según apuntó, hace falta contar con expertos, que les puedan asesorar en cuestiones como las estaciones.

También desde la patronal de la Safor van a continuar reivindicando el tren hasta que sea una realidad. La semana pasada, en el foro empresarial organizado por LAS PROVINCIAS y el Banco Sabadell en Gandia, Rafael Juan, presidente de FAES, dejó patente que los empresarios de esta comarca van a seguir demandado esta infraestructura «porque es una necesidad importante para el desarrollo de nuestra comarca». Necesidades que están plasmadas en el documento elaborado por la Confederación Empresarial Valenciana en el dosier de 'Infraestructuras para el desarrollo socioeconómico de la Comunitat Valenciana'.

Juan destacó la exigencia de «buscar una solución con el sur porque el desarrollo de Gandia pasa por vías de comunicación hacia Alicante», ya que hacia Valencia existen varias alternativas.

Entre las reacciones de los políticos, el alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, que el martes se reunió en Madrid con el secretario general de Infraestructuras, reconoció que tras ese encuentro opina que «todo está en el aire como toda la vida» y que no les dijeron nada nuevo al no haber concreciones respecto a dinero o plazos. Le dijeron que para 2018 no se podría poner más dinero porque de momento se prorrogaban los presupuestos.

El secretario general le remarcó a la delegación dianense que acudió a Madrid que la primera fase era desdoblar la línea entre Cullera y Gandia y la segunda fase sería la conexión de esta última ciudad con Oliva y Dénia. También les señaló que el Gobierno tiene claro que las líneas de cercanías tienen que estar lo más cerca posible de las poblaciones que más pasajeros pueden aportar.

Por su parte, el alcalde de Oliva, David González, declaró que las palabras del secretario general de Infraestructuras «solo son una declaración de intenciones, un brindis al sol». En su opinión, «lo que tienen que demostrar desde Fomento es que van en serio y ejecutar la primera fase del estudio informativo».

González apuntó que desde el Gobierno siempre indican que «tienen intención, pero de intenciones no se vive, de ilusiones, sí». El proyecto del Tren de la Costa está planificado en cuatro fases y desde Oliva «exigimos que cumplan con la primera fase, que engloba la duplicidad de la vía entre Cullera y Gandia y también la prolongación hasta Oliva», reclamó. La semana pasada, el ministro de Fomento en una visita a Valencia anunció únicamente la doble vía, «así que ahora con esta afirmación, ya han dividido la primera fase que es la que más nos importa a nosotros». Del mismo modo, González también pidió «un poco más de apoyo a su ciudad desde Gandia».

En el caso de Bellreguard, su alcalde, Àlex Ruiz, valoró las declaraciones del secretario general como «una tomadura de pelo constante» porque el retraso deja en evidencia que «no les interesa tener una comarca vertebrada, ni tampoco unir la Safor y la Marina». Además añadió que «para nosotros no tendría sentido un tren Gandia-Dénia si el proyecto no contempla una parada en Bellreguard».

Fotos

Vídeos