La empresa Klimia se une al proyecto de la UE Gandia y patrocina al primer equipo

Representantes de la UE Gandia y de la empresa Klimia. / lp
Representantes de la UE Gandia y de la empresa Klimia. / lp

El Comité de Competición sanciona al delantero Nacho Verdés y al capitán Raúl Muñoz, que no podrán jugar ante el Benidorm

REDACCIÓN

gandia. La Unió Esportiva Gandia ha llegado a un acuerdo de patrocinio con la empresa gandiense Klimia que se convierte así en uno de los colaboradores principales de la entidad viola. El convenio se hizo oficial durante el último encuentro disputado en casa ante el Benigànim y en el acto estuvieron presentes los representantes de la marca vinculada al grupo Ramírez. El primer equipo de la entidad lucirá el logotipo de la marca en la trasera del equipaje oficial de juego.

El acuerdo es por una temporada, pero ambas partes ya han mostrado su predisposición a prolongarlo en el tiempo y que la colaboración sirva de impulso para el proyecto de la UE Gandia.

Así lo confirmó Carlos Ramírez, director de Klimia, quien alabó el trabajo del club: «Estamos muy interesados en vincular nuestra marca a valores inherentes al deporte y la vida saludable. Colaboramos con otros iniciativas como el Kilómetro Vertical y nos parece que la UE Gandia reúne los condicionantes para apostar y ayudarles a crecer».

La nueva empresa se dedica en exclusiva al mantenimiento y reparación de instalaciones de aire acondicionado, calefacción y placas solares en los hogares y en las empresas, reparando y manteniendo todas las marcas del mercado, además de ser servicio técnico especializado de marcas líderes de su marcado y de dar soporte y apoyo técnico a instaladores de instalaciones térmicas.

En el apartado deportivo, ayer se conocieron las sanciones del primer equipo de cara al partido ante el Benidorm. El capitán Rául Muñoz no podrá jugar el encuentro puesto que ha sido sancionado con un partido por acumulación de amonestaciones. Tampoco podrá jugar el delantero Nacho Verdés, castigado con un encuentro también por su expulsión con roja directa el pasado domingo.

El Comité de Competición ha interpretado que no hubo agresión a raíz de lo expuesto por el colegiado en el acta. El equipo se ejercitó ayer en el Guillermo Olagüe y hoy realizará la última sesión. El encuentro dará comienzo a las cinco de la tarde y el objetivo es recuperar la senda de las victorias en casa, truncada tras la derrota ante el Benigànim. El técnico confía en recuperar anímicamente al grupo después de la decepcionante derrota en la que resultó clave la expulsión de Verdés.

Fotos

Vídeos