El ejecutivo rematará el auditorio tras el verano con más de 9 meses de retraso

Exteriores del auditorio Baladre, aún por finalizar. / r. escrihuela
Exteriores del auditorio Baladre, aún por finalizar. / r. escrihuela

El gobierno local confía en que la Generalitat contrate a la empresa que ajardinará el entorno por medio millón en cuestión de meses

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

La finalización del complejo del auditorio Baladre de la playa de Gandia sigue posponiéndose en el tiempo. En estos momentos sólo resta culminar las obras de adecuación del entorno, es decir del recinto ajardinado que lo rodea y de la peatonalización de un tramo de vía pública anejo con el fin de contar con una pequeña plaza.

Pero esta actuación, que debía haber arrancado a principios de este año, se demorará, como poco, hasta después del verano. Quizá pasado el mes de septiembre se inicie la adecuación del entorno, aunque de momento no hay nada seguro.

El coordinador general de Urbanismo de Gandia, Vicent Mascarell, precisó que en estos momentos el proceso de contratación de la empresa que se encargará de adecentar el entorno ya está en marcha. Esta actuación tendrá un coste de más de medio millón de euros y lo financiará la Generalitat.

Desde el gobierno local (PSPV y Més Gandia) anunciaron hace más de un año que las obras para rematar el entorno de Baladre arrancarían a principios de este año, pero no ha sido así.

Este anunció se realizó tras una visita de las autoridades locales al recinto, que ya estaba prácticamente acabado en su interior. De hecho, Mascarell, comentó que la obra del espacio interior «está culminada». Toda ella se ha costeado con fondos del Plan Confianza, que sigue dando coletazos en Gandia.

Ahora, desde el Consell tramitan la contratación de la constructora que ajardinará el entorno del nuevo recinto de la playa y que cubrirá de verde el auditorio, ya que el proyecto contempla una masa vegetal sobre toda la cubierta de este espacio que albergará turismo de congresos.

Pero aunque la adjudicación se realice en cuestión de semanas, la actuación no podrá comenzar hasta después del verano. En Gandia, una ordenanza impide realizar obras en el distrito marítimo durante la campaña estival, con el fin de garantizar el descanso tanto de vecinos como de turistas.

Dos contratas

Mascarell culpó al anterior gobierno local, del Partido Popular del retraso: «Debían haber impulsado todo el proyecto en una sola contrata, no la obra por un lado y el acondicionamiento exterior, por otro».

Si esto se hubiera hecho así el auditorio de la plaza Baladre ya estaría a pleno rendimiento, comentó el titular de Urbanismo del gobierno de Gandia. Mascarell confió en que sólo unas semanas o meses después del verano la obra esté en marcha y un breve margen de tiempo todo el complejo esté terminado.

La obra la impulsó el anterior gobierno local, con lo que realmente la construcción del auditorio lleva un retraso de casi cuatro años. Cierto es que poco después de arrancar la actuación hubo que paralizar la obra por falta de pagos.

Esta actuación fue uno de los proyectos estrella del ejecutivo de Arturo Torró, que impulsó de la mano del sector empresarial de la playa, con el fin de atraer turismo de congresos. No en vano, el recinto se proyectó ambicioso con más de 1.300 plazas y varias salas para desarrollar actividades.

Fotos

Vídeos