Doscientos peces mueren en el río Vaca tras un vertido fecal de la depuradora

En el río Vaca murieron lubinas, percas y lisas al estar el agua contaminada. / lp
En el río Vaca murieron lubinas, percas y lisas al estar el agua contaminada. / lp

Las aguas residuales de la estación de la playa de Xeraco llegan al cauce y acaban con la vida de percas, lisas y lubinas

Ó. DE LA DUEÑA XERACO.

Un vertido de aguas residuales y fecales en el río Vaca, a su paso por la playa de Xeraco, ha acabado con la vida de hasta 200 peces que habitaban en el cauce. El agua contaminada ha afectado a varias especies, entre ellas lisas, lubinas y percas americanas, como indicaron ayer desde el gobierno local.

Los animales muertos aparecieron este jueves por la mañana, pero desde el Ayuntamiento ya habían notado algo raro en el comportamiento de la fauna del río Vaca, como explicó el concejal de Servicios de Xeraco, Stefan Torres.

El edil relató ayer a LAS PROVINCIAS que el miércoles los operarios municipales vieron a muchos peces en unas compuertas cercanas a la desembocadura, «como amontonándose para buscar una salida». Los trabajadores descubrieron esto mientras realizaban tareas de limpieza para preparar el cauce y las acequias del municipio de cara a la temporada de lluvias.

Torres aseveró que él mismo y operarios del Ayuntamiento acudieron a las compuertas para ver qué estaba ocurriendo: «Al ver a un centenar de peces intentando escapar, y alguno agonizando, pensamos que les faltaría agua e intentamos abrir las compuertas para que tuvieran más espacio y más agua».

Subida de compuertas

Una vez que se logró subir estas barreras, la mayoría de las especies pasaron a la otra parte del río donde había mucha más agua. El cauce no llega a desembocar en el mar, ya que no hay tanta corriente en el lecho como para llegar al litoral, por lo que los peces siguieron en el río y todo pareció volver a la normalidad, añadió.

Las alarmas volvieron a saltar el jueves por la mañana cuando llamaron a Torres desde la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) para informarle de que habían aparecido muertos peces en el río.

El edil explicó que desde la entidad le indicaron que la mortandad ascendía a 200 unidades de diferentes clases de pescado.

Las especies más afectadas fueron la perca americana, la lisa y la lubina, aunque también se vieron afectadas algunas otras en menor consideración. Todos ellos aparecieron al final del tramo del Vaca, en la playa de Xeraco.

Torres dijo que desde la CHJ habían hecho las primeras averiguaciones para ver qué había pasado: «Nos explicaron que habían llamado a la depuradora de la playa y, al parecer, un empleado vertió agua desde este recinto al cauce del río durante los días de lluvia».

Estación de la playa

Esta estación recoge las aguas residuales y fecales de la playa de Xeraco y las bombea hasta la planta del pueblo, donde finalmente son tratadas. Pero todo indica que ante el temor de una fuerte tormenta, se abocaron aguas para evitar que la depuradora se pudiera colapsar.

El edil de Serveis de Xeraco dijo que esta práctica se realiza en momentos puntales, pero que siempre se debe hacer informando antes al consistorio y a la CHJ. Ante esta situación, agregó el concejal, los hechos ya se han puesto en conocimiento del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

Este cuerpo abrirá una investigación y depurará responsabilidades. El edil no descarta que pueda haber sanciones tras este hecho que ha costado la vida a 200 peces.

Fotos

Vídeos